jueves, diciembre 1, 2022

PP-PSOE, nueva música aún sin letra

El «clima» entre PSOE y PP no es el que era. En política, las cosas importantes suelen producirse de manera lenta y sutil y más cuando se trata de emprender lo que podría ser un cambio de estrategia de las partes en cuestión. Y es así, de manera lenta y sutil, como se está generando una nueva relación entre los dos grandes partidos. Hay una nueva música pero falta la letra.

De momento ha habido acuerdo y por tanto transacción en la Ley de Transparencia pendiente aún de muchos flecos que, con toda seguridad, serán acordados y faltó tiempo al PSOE para afirmar que ellos querían «estar ahí» en referencia a la anunciada y necesaria Ley de Emprendedores. El Consejo de Seguridad Nacional es también fruto del acuerdo con el PSOE.

Lo más inmediato en el calendario es el gran acuerdo que se pretende cara al Consejo de la UE que se celebra a finales de este mes de junio. El Gobierno quiere el apoyo del PSOE y el PSOE cree que es su vocación de gobierno lo que le debe llevar a intentar un acercamiento de posiciones «para dar fortaleza a España». Rajoy y Rubalcaba hablan más de lo que suponemos pero esto no es bastante, pero si imprescindible, para que la nueva música tenga la letra correspondiente.

Rajoy y Rubalcaba están tácitamente emplazados por millones de españoles para poner letra a esta nueva música

No hay, sin embargo, que levantar demasiadas expectativas. Son muchas las diferencias entre los dos grandes partidos. Baste con recordar la reacción fulminante del PSOE ante la LOMCE propuesta por el ministro de Educación y baste imaginar lo que puede ser el debate sobre las pensiones, que con recomendaciones de Europa o sin ellas, es imprescindible afrontar aunque sea por pura matemática: cada vez hay que pagar más pensiones y son menos los que tienen empleo para cotizar y llega un momento en el que la cuerda si se estira más se rompe y si esto llegara a ocurrir -que no ocurrirá- nos romperíamos todos. Si a esto añadimos la ingente tarea de la también necesaria reforma de la Administración hay que pensar que si PP y PSOE quieren, de verdad, llegar a grandes acuerdos que den estabilidad a España en las grandes cuestiones que dan estabilidad y cohesión a nuestro país, no se pueden permitir ni un minuto de descanso. No les está permitido la frivolidad de jugar con pruritos de cada sigla. No. De lo que se trata es de lograr esos acuerdos sobre materias que deben dar seguridad y tranquilidad a los españoles, gobierne quien gobierne, como es, sin duda, la Educación o las pensiones.

Hay quienes sostienen que la mayoría absoluta del PP hace innecesario cualquier acuerdo y otros, desde la otra punta, consideran que pactar con el PP es diluir el territorio propio de un partido de izquierdas.

En mi opinión, ninguna de estas dos posiciones deben ser las prevalentes y menos en un momento en el que los dos grandes partidos aparecen seriamente cuestionados por la opinión pública: no sé si hay que volver al espíritu de la Transición. Cada época, cada tiempo es distinto al anterior pero lo que nunca ha dado malos resultados es que los dos grandes -que lo siguen siendo- lleguen a acuerdos que si bien no van a resolver como por arte de magia los problemas que nos acucian, si propiciarían un efecto balsámico y de certezas a una sociedad cansada del «y tu más», predispuesta a no creer en nada. En el momento presente y sea cual sea la valoración que ambos reciban en las encuestas, Rajoy y Rubalcaba están tácitamente emplazados por millones de españoles para poner letra a esta nueva música que envuelve a las relaciones entre sus respectivos partidos.

Estrella Digital respeta y promueve la libertad de prensa y de expresión. Las opiniones de los columnistas son libres y propias y no tienen que ser necesariamente compartidas por la línea editorial del periódico.

Charo Zarzalejos

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias