lunes, febrero 6, 2023

¿Está en sus cabales (políticos) Esperanza Aguirre?

No te pierdas...

Sus últimas comparecencias públicas y declaraciones hacen pensar que la presidenta de la Comunidad de Madrid y del PP madrileño no está en forma o, al menos, en la forma que debería estar. Esta circunstancia está preocupando mucho en la calle de Génova ya que temen, no sin razón, que las “aguirradas” puedan perjudicar a Rajoy el próximo 20-N.

La previsible victoria tranquila de Rajoy lleva camino de convertirse, al menos en Madrid, en una seria preocupación si nadie le para los pies a Esperanza. El conflicto de la enseñanza pública y su aviso de que podría acabarse la educación  gratuita horas antes de la presentación del libro del presidente del PP, encendieron las alarmas en el partido.

Pero lo peor ha ocurrido este lunes a propósito de la información de El País y recogida en Estrella Digital, según la cual, su gobierno “oculta” parte de su sueldo con una partida opaca. Resulta que todo era una patraña y lo que ha venido haciendo desde que anunció que ella y su gobierno se bajaban el sueldo, es que despiezaba sus honorarios al tiempo que se endosaban un complemento del que nadie, hasta ahora, sabía que existiera.

Esto es de política chusquera, muy propio de quien hace el recortazo en la enseñanza o la sanidad públicas y tiene la mentira política como deporte y eje de su gestión. El caso es que, lejos de dar explicaciones, Aguirre, acorralada, se ha vuelto a esconder en la madriguera y  a lo más que ha atinado a decir es que su sueldo “es transparente”. Eso sí, sin decir cuanto gana y sin desmentir la información. ¿A qué teme?

Y no contenta con ello, antes de que acabara el lunes la ha vuelto a liar y, en la presentación del último libro de Pedro J. Ramírez,  delante de Mariano Rajoy, ha cargado contra los “indignados”, los “camorristas” y los “pendencieros” que defienden “un principio de democracia directa” en el que se “puede esconder un golpe de estado”.

Un “despropósito” como ha dicho José Bono, también presente en el acto.

Con todos estos episodios protagonizados en los últimos días, sólo caben dos lecturas no excluyentes.

Primera: Esperanza Aguirre sigue torpedeando a Mariano Rajoy en su camino a la Moncloa y hace lo imposible para resucitar el voto de izquierda si con ello perjudica a su jefe.

Segunda: Esperanza Aguirre, y en eso se parece a Zapatero desde hace tiempo, ha perdido el norte y está ajena a la realidad.

Se tomen estas interpretaciones juntas o por separado, la única conclusión posible es que Esperanza Aguirre ha dejado de estar en su cabales.  Cabales políticos, por supuesto.

Perjudicados seguros, son los madrileños.  Y de continuar así, otro perjudicado probable será, el 20-N, el PP de Rajoy.

Que le paren lo pies.

¡Por favor!

Alfonso García

Artículo anterior
Artículo siguiente

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -