domingo, enero 29, 2023
- Publicidad -

Sólo es fútbol, estúpidos

No te pierdas...

Esta noche se va a jugar el último gran partido del siglo de esta temporada. Por cuarta vez en 20 días se van a enfrentar el FC Barcelona y el Real Madrid.
Pero estos cuatro partidos, lejos de haber significado la gran fiesta del fútbol español, han sido (al menos en los tres primeros) la gran ceremonia del navajeo.

Algo indigno que empequeñece a dos grandísimos clubes. El ‘más eres tú’ que han puesto sobre la mesa ha sido algo bochornoso. Los presidentes de ambos clubes no han estado a la altura que se les suponía, no han sabido controlar a su gente y todo se ha salido de madre. Y, cuando digo “a su gente”, hablo de entrenadores, de jugadores, de directivos, de periodistas “influenciados”, de medios de comunicación amigos y de televisiones autonómicas (éstas con el agravante de ser públicas), que no han hecho otra cosa que calentar gravemente unos partidos con todo el riesgo que ello conlleva.

Pero hay más, si a todo esto le unimos la absurda carga política de esta España de las Autonomías pueblerina, la conclusión a la que hay que llegar es que algo ha fallado gravemente. Y lo que ha fallado es que muchos han querido traspasar sus frustraciones, sus ansias egocéntricas y su casposa ideología política a un campo de fútbol, cuando lo único que se juega sobre ellos es fútbol. Fútbol, estúpidos.

Las acusaciones reciprocas que ambos clubes se han hecho ante la UEFA es algo penoso. “Señor Uefo: éste me pisó, aquel me empujó, ese fingió, el otro me dio una patada y éste hizo ‘guarreridas españolas’, que diría el gran Chiquito de la Calzada, sobre el campo”. Incluidos unos vídeos propios de hooligans que han roto aquella vieja tradición futbolera que decía que todo lo que ocurría en el campo se quedaba en el campo al terminar el partido.

Una pena. Porque el partido de esta noche podría haber sido un nuevo espectáculo futbolístico grandioso y únicamente va a ser, por causas ajenas al propio fútbol, un amago de partido con jugadores rencorosos. Y todo porque unos estúpidos no quisieron darse cuenta que los cuatro partidos sólo eran de fútbol.

Pinocchio

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -