miércoles, noviembre 30, 2022

Las cambiantes estrategias de Al Qaeda

Tras los últimos planes del terrorismo hay una dirección de al-Qaeda que está siendo castigada en Pakistán pero que está decidida a tomar represalias donde pueda – valiéndose de una red dispersa y de nuevas tácticas más difíciles de detectar.

Los paquetes bomba enviados la semana pasada desde Yemen son el rostro de la campaña permanente de al-Qaeda. Los agentes yemeníes son ágiles, capaces y «frustrantemente inteligentes», dice un funcionario del contraterrorismo estadounidense. «Tienen un objetivo primordial, que es interferir con nosotros».

Las operaciones de Yemen se desarrollaban mientras funcionarios de Inteligencia luchaban por desmantelar otro complot de al-Qaeda destinado a lanzar ataques de estilo Mumbai en ciudades europeas. Los funcionarios afirman que los planes involucran a 25 terroristas de al-Qaeda, organizados en células de alrededor de tres a cinco miembros que perpetrarían atentados errantes en una ciudad europea o más. De los 25, alrededor de 10 han sido capturados o abatidos, según un segundo funcionario estadounidense.

Si bien estas operaciones son tácticamente independientes, los funcionarios dicen que las dos son reflejo de una orden secreta de mediados del 2009 procedente de un asediado Osama bin Laden que alienta a sus fieles a demostrar que al-Qaeda sigue pudiendo causar destrozos.

Para los funcionarios estadounidenses, los últimos planes del terror han sido un siniestro recordatorio de que queda por delante una larga lucha contra al-Qaeda, sin que haya «atajos». La Defensa no es suficiente: Los explosivos enviados desde Yemen no pueden ser detectados por los dispositivos de rayos X convencionales ni por perros adiestrados, de manera que frustrar estos planes exige buena información de Inteligencia, como fue el caso la semana pasada cuando Arabia Saudí alertó a Estados Unidos de los paquetes explosivos.

Nadie quiere decirlo abiertamente, pero la moraleja de las últimas semanas, para mí al menos, es que cualquier día los terroristas van a tener éxito — y que la población debe prepararse para esa eventualidad. El mayor daño no será el propio ataque sino la respuesta de la opinión pública. Los conspiradores yemeníes vieron la histeria provocada por su atentado frustrado del día de Navidad en un vuelo con destino a Detroit. Ahora deben de esperar, con los paquetes bomba, interrumpir el transporte de mercancías en todo el mundo y causar pérdidas a la frágil economía global.

Que la CIA acechaba a al-Qaeda los dos últimos años ha sido una crónica de ataques y represalias, de escalada de ataques con vehículos estadounidenses no tripulados en las zonas tribales de Pakistán y desafiantes respuestas de al-Qaeda. Como dice el alto funcionario estadounidense, se trata de «un enemigo que aprende», que adapta su arsenal y sus tácticas a medida que Occidente modifica sus defensas.

Para entender las noticias más recientes, ayuda a volver a principios de 2008. La CIA se hizo con información de Inteligencia que apuntaba a que los líderes de al-Qaeda se estaban reagrupando, consolidando nuevas alianzas y planeando nuevas operaciones en Occidente. En aquel momento, los ataques de la CIA desde vehículos Predator eran esporádicos, y Pakistán era consultado antes de cada ataque.

Así que la administración Bush elevó de forma drástica los ataques con vehículos no tripulados a mediados de 2008. Ahora Pakistán sólo recibía notificación «paralela», significando en la práctica que era informado después de que el vehículo hubiera lanzado sus misiles. Además, la CIA recibió autorización de atacar objetivos que habían sido «enseña» de la actividad terrorista, en lugar de tener una identificación precisa. El Presidente Obama ha elevado el ritmo de los ataques Predator aún más.

Los ataques con vehículos no tripulados han castigado a al-Qaeda y abatido a destacados miembros de su cúpula. Bin Laden reaccionaba con sus instrucciones de mediados de 2009, resumidas de esta forma por el funcionario estadounidense: «Llevar a cabo operaciones cómo y dónde se pueda. Necesitamos volver a imponer nuestra presencia». Concretamente, bin Laden ordenó a sus agentes que planearan atentados en Europa similares a los ataques de noviembre de 2008 que mataron a 175 personas y sembraron el terror en Mumbai.

Estados Unidos y sus aliados europeos vienen empleándose a fondo para desmantelar operaciones de réplica de Mumbai. Desde la tercera semana de agosto, la CIA ha llevado a cabo más de 40 ataques con vehículos no tripulados en las zonas tribales, más que en todo 2008. Un ciudadano británico fue abatido en Pakistán en septiembre, y dos alemanes en noviembre. Otros conspiradores han sido detenidos en Europa y Pakistán. Los funcionarios dicen no poder estar seguros aún de si los planes terroristas han sido frustrados.

Una escalada parecida es probable en Yemen, trabajando con fuerzas del gobierno yemení soldados de Operaciones Especiales estadounidenses. El Mando de Operaciones Especiales resume su enfoque letal con la fórmula «encontrar, arreglar, acabar», pero el funcionario estadounidense dice que viene siendo difícil seguir a objetivos de al-Qaeda en los municipios tribales y las ciudades de Yemen.

La realidad es que el enemigo que declaró la guerra a Estados Unidos en 1996 sigue estando activo — cambiando y movilizándose incluso al tiempo que es perseguido por América y sus aliados. Es un enfrentamiento desagradable, y dista de haber terminado.

David Ignatius

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias