martes, diciembre 6, 2022

Sin fuerza para el consenso

El aplazamiento del acuerdo político sobre las medidas anticrisis propuestas por el Gobierno, en el mejor de los casos, al 9 de abril, refleja la dificultad que atraviesa el Ejecutivo para afrontar las medidas ante una situación que no puede esperar. El foro extraparlamentario de partidos con la ‘troika’ de Zapatero queda así debilitado tras haber sido anunciado el acuerdo de forma categórica el pasado viernes por la vicepresidenta De la Vega, al término del Consejo de Ministros.

De haber mantenido la cita para este lunes en el Palacio de Zurbano, la tabla de 54 medidas expuestas por el Gobierno sólo hubiera contado con el único apoyo de UPN. La desafección de los dos partidos que le han permitido salvar al Ejecutivo las votaciones en el Congreso (PNV y CC) -la última, en el pasado 17, para la subida del IVA- resta fuerza al pretendido pacto contra la crisis. El Senado, donde el pasado martes se rechazó por partida doble la subida del IVA pudo ser una nueva señal de esa falta de cohesión. La subida del IVA para julio, en plena campaña turística, se muestra como la cuestión sensible que hace encallar las negociaciones.

La mesa de Zurbano venía emitiendo destellos de falta de entusiasmo, y el alma mater del formato, Convergencia i Unió, impulsor de los grandes pactos de Estado para salir de la crisis, muestra ahora su distanciamiento, entre otras cuestiones, también ante la subida del IVA antes de octubre. En esta situación, CiU propone que se trabaje un gran consenso sobre un decálogo de medidas eficaces y potentes «en lugar de marear la perdiz» con las mas de cincuenta propuestas por el Gobierno. Algunas de ellas, añaden, sin transcendencia económica.

Zurbano pierde magia como escenario que dé fuerza al Gobierno para liderar la salida de la crisis. En este desierto, sorprende más el giro del PNV en la valoración de la mesa, tras su reciente apoyo al gobierno en ambas Cámaras. Su presidente en Vizcaya ha saltado a la arena para señalar a Zapatero como un «presidente a la deriva», en quien nadie confía. Y además le endosa al líder socialista el «haberse cargado» el pacto anticrisis.

También la izquierda ha corrido para distanciarse del Ejecutivo, así que De la Vega falló en su vaticinio al mostrarse «absolutamente convencida» de la firma del pacto este lunes, que daría paso a la aprobación del decreto ley de medidas de «estímulo económico» en el Consejo de Ministros del martes. Porque De la Vega daba por hecho el descuelgue del principal partido de la oposición, tras las palabras rotundas de Mariano Rajoy, -«el PP no va a estar en una fotografía inútil» -había dicho-, lo que daba a su entender una muestra más de la irresponsabilidad del PP, pero no previó el conjunto de la fotografía.

Duran i Lleida advierte de que el aplazamiento de la cita de partidos al día 9 «no prejuzga» el pacto, lo que supondría que España tendría que afrontar la fase más decisiva de su recuperación económica sin el consenso político. Zapatero aseguró que el plazo máximo que se marcaba para el consenso era de dos meses, que se cumplirán en la segunda mitad de abril. Mientras tanto, es de suponer que tanto el Gobierno como el resto de partidos afrontarán en trámite parlamentario las medidas que sean urgentes para la economia, y para las que ya hay consenso.

Chelo Aparicio

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias