viernes, diciembre 9, 2022

Tras año de gloria, prever el futuro

Hoy se cierra el mejor año de la historia del deporte español. Jamás se habían conquistado tantas y tan importantes metas. Ciclismo, tenis, fútbol, baloncesto, balonmano, gimnasia, piragüismo, natación sincronizada, hockey sobre hierba, esgrima y vela, entre otros, y tanto en triunfos individuales como colectivos, han proporcionado hechos triunfales casi inimaginables.

La euforia ha inspirado incluso al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero a pensar en la creación de un ministerio de deportes, cuestión muy discutible si se tienen en cuenta las importantes partidas transferidas a las comunidades autónomas y que dejaron la Secretaría de Estado para el Deporte casi en representación para actos sociales y entrega de medallas.

El ministerio de deportes no es cartera que exista en la mayoría de los gobiernos de nuestro entorno y ni siquiera en el mundo. Es más bien excepcional.

Elevar la Secretaria de Estado tendría que ser, en todo caso, para crear un departamento en el que figurasen otras competencias tales como juventud, turismo o similares. Sólo deporte no sería provechoso.

Al margen de tal proyecto, y dado que estamos, con los resúmenes de los medidos informativos, casi en plena celebración de las glorias alcanzadas convendría pedir que no se sacase tanto pecho. Los días de muchos son, a veces, vísperas de “na” y conviene estar preparados.

La labor de las federaciones tras un año de bonanza debe consistir en prever el futuro. O lo que es lo mismo, procurar el relevo porque los campeones de hoy no garantizan el futuro.

Julián García Candau

Artículo anterior
Artículo siguiente
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias