viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

Mientras el Rey usa tirantes…

No te pierdas...

…su prima la Reina Isabel se aprieta el cinturón imponiendo, como ya anticipábamos en nuestra última columna, estrictas normas de austeridad en el seno de su familia, debido a la profunda crisis económica mundial. Incluso hasta en los mas mínimos detalles, que algunos pueden parecer ridículos.

Como los referentes a los regalos navideños. Ninguno de ellos debe exceder de 58 euros y tendrán que ser envueltos en papel ya usado.

Los proveedores de la Real Casa también se están sintiendo afectados ya que, hasta hoy, no han recibido encargo alguno para las cenas de Navidad y Año Nuevo.

¿Le sucede lo mismo a Evaristo, el dueño de Las Coruñesas de Madrid, proveedor de pescados y mariscos, sobre todo percebes, de La Zarzuela? Dicen que a Don Juan Carlos no hay quien le gane comiéndolos.

¿Cómo será la cena de Nochebuena en la Casa?, se pregunta el personal. Pienso que como todos los años, en familia: los Reyes, los hijos, la nuera y el yerno (a Jaime Marichalar no se le invitó la Navidad pasada), los nietos, las hermanas y los sobrinos, así como la Princesa Irene, la hermanísima que no actúa como tal.

¿Se invitará a los Rocasolano? Sobre todo al abuelo Francisco, por quien Doña Sofía dijo, en mala hora, a la Urbano sentir mucha simpatía («es una monada»). No olvidemos que este año perdió a su esposa, la abuela Enriqueta.

La noticia de que Iñaki Urdangarín puede haber incrementado sus ingresos con otro cargo en Telefónica no ha sido precisamente bien recibida, por lo inadecuado del momento elegido. No porque ya reciba de la empresa presidida por Alierta 300.000 euros al año que, con las tres actividades oficialmente reconocidas, serían cuatro, sino porque, actualmente, miles son los españoles que diariamente van al paro por haber perdido su puesto de trabajo. Lo más preocupante está por venir.

¿Por qué el Rey no imita a la prima Lilibeth apretándose el cinturón? Difícil va a ser, porque Don Juan Carlos ha decidido copiar a Emilio Botín utilizando tirantes. Que al ilustre banquero «le dan cierto aire provocador como si las penas financieras no fueran con él» (Jesús Salgado dixit en el Magazine de El Mundo del pasado domingo). También porque resultan cómodos para sostener los pantalones en épocas de crisis, en las que todo se cae.

Lo veo venir: los tirantes se convertirán en moda, y en el regalo ideal de mamá para papá en estas Navidades.

¡Lleve tirantes como Su Majestad el Rey Juan Carlos y como su majestad el rey de los banqueros, Emilio Botín!

Jaime Peñafiel

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -