jueves, mayo 30, 2024
- Publicidad -

Irlanda rechaza modificar el concepto de familia y desvincular a las mujeres de las tareas del hogar

Los irlandeses han rechazado modernizar la Constitución. El Gobierno propuso ampliar el concepto de familia para desligarlo del matrimonio y eliminar la idea de que las mujeres deben estar en casa.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

Irlanda celebró el pasado 8 de marzo dos referéndums para modificar los artículos de la Constitución relativos a la definición de familia y al papel de la mujer en la sociedad. El texto se redactó en 1937 y tiene consideraciones sexistas y anticuadas. Sin embargo, ambas propuestas han sido desestimadas por una amplia mayoría de la población.

Algunos de los artículos de la Consitución irlandesa que han sido sometidos a votación son los 41.1.1 y el 41.3.1, ambos relativos a la familia. Estos artículos reconocen a la familia «como el grupo constitutivo natural, primario y fundamental de la sociedad y como una institución moral poseedora de derechos inalienables e imprescriptibles, anteriores y superiores a toda ley positiva».

En cambio, la ‘Enmienda de la Familia’ sugería ampliar la definición para considerar ‘familia’ a conjuntos de personas «basados en el matrimonio o en otras relaciones duraderas» con el fin de desvincular el matrimonio al concepto de familia. Sin embargo, la amplia mayoría de la población de Irlanda —3,3 millones de personas convocadas— lo han rechazado con un 67,69% de los votos.

El segundo referéndum sometía a votación la ‘Enmienda de Cuidados’. Con esta votación, se pretendían eliminar de la Carta Magna dos artículos sexistas que hacen referencia al papel que tienen las mujeres en las familias y a sus obligaciones en el hogar.

41.2.1: «En particular, el Estado reconoce que, con su vida en el hogar, la mujer otorga al Estado un apoyo sin el cual no puede alcanzarse el bien común».

41.2.2.: «Por consiguiente, el Estado tenderá a garantizar que las madres no estén obligadas, por necesidades económicas, a dedicarse a un trabajo con descuido de sus obligaciones en el hogar».

Esta votación ha sido rechazada por un porcentaje aún mayor: el 73,93% de los votos. Por tanto, ambas cuestiones seguirán estando vigentes en la Consitución de Irlanda.

Reacciones al resultado de los referéndums

El resto del mundo se ha escandalizado con los resultados de las votaciones, aunque para los irlandeses sea algo completamente natural. Sin embargo, sí ha supuesto un revés para los partidos tradicionales irlandeses que gobiernan en coalición —Fianna Fáil, Fine Gael y Partido Verde— como para el líder de la oposición —Sinn Féin—. La clase política estaba de acuerdo con los cambios, pero la población no ha respondido.

Leo Varadkar, primer ministro irlandés, ha reconocido que las dos propuestas han sido «derrotadas de manera integral» y que eso solo significa que mucha gente «lo asumió erróneamente y evidentemente yo soy uno de ellos». La oposición, en cambio, ha culpado directamente al Gobierno por este «fracaso» y considera que deben dimitir.

«Si hay un mensaje que debemos conservar de esto es que el apoyo a la gente con discapacidades como ciudadanos iguales y el apoyo a los cuidadores es algo que el Gobierno debe tomarse en serio«, ha afirmado Mary Lou McDonald, líder de Sinn Féin.

Sharon Keogan, senadora independiente, se ha mostrado radicalmente en contra de la celebración de los referéndums y, por consecuencia, celebra los resultados. Además, considera «un insulto terrible para las mujeres de Irlanda» que se celebrara el Día Internacional de la Mujer y mucho más que el Gobierno quisiera eliminar de la Consitución «unas palabras importantes para las mujeres y las madres».

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -