sábado, mayo 18, 2024
- Publicidad -

Las auroras boreales sorprenden en latitudes insólitas, como en España

No te pierdas...

Europa ha sido testigo de un fenómeno usualmente reservado para los espectadores de latitudes más septentrionales: las auroras boreales han teñido de colores el cielo nocturno en varias partes del continente, desde las tradicionales fronteras de su aparición hasta rincones menos habituales como Italia, Irlanda, Polonia y sorprendentemente, España.

Este inusual evento se ha debido a una combinación de factores atmosféricos y astronómicos que han coincidido para deleite de los observadores del cielo. La borrasca Ciarán, que ha ejercido su influencia desde el jueves en gran parte de la Península Ibérica, ha ido de la mano con una actividad solar particularmente intensa, creando las condiciones perfectas para que este fenómeno polar se haga visible mucho más al sur de lo habitual.

El Observatorio de Pujalt en Barcelona, conocido por su labor en la vigilancia del cielo nocturno, ha sido uno de los lugares afortunados donde se ha registrado este acontecimiento atmosférico. Sus cámaras, diseñadas para capturar meteoros y otros objetos celestes, han podido documentar las auroras, ofreciendo una visión espectacular y poco común en latitudes medias.

Las auroras, tanto boreales en el hemisferio norte como australes en el hemisferio sur, ocurren cuando las partículas cargadas emitidas por el sol, conocidas como viento solar, chocan con el campo magnético de la Tierra. Este escudo protector desvía la mayoría de estas partículas pero, en áreas cerca de los polos magnéticos, algunas de estas partículas interactúan con los átomos y moléculas de la atmósfera terrestre, liberando energía en forma de luz visible.

La borrasca Ciarán, sin duda, jugó un papel crucial al modificar las condiciones atmosféricas. Las tormentas geomagnéticas, causadas por incrementos en la intensidad del viento solar, encuentran en la perturbación atmosférica una ventana para ampliar su espectáculo usualmente confinado a las zonas árticas. En este caso, la tormenta solar coincidió con una baja en la densidad de la ionosfera provocada por la borrasca, lo que permitió que las luces sean vistas en lugares donde raramente se presentan.

Los residentes y astrónomos en regiones como Extremadura en España e incluso en Irlanda han compartido en redes sociales sus experiencias y capturas del fenómeno, expandiendo la conciencia y el asombro por este espectáculo natural.

El Observatorio de Pujalt ha destacado por su proyecto Alphasky, el cual consiste en cámaras que, cada treinta segundos, toman una nueva imagen del cielo. Con una exposición también de treinta segundos, se asegura que ningún evento celestial pase desapercibido durante la noche. Estas imágenes se compilan diariamente en tres nuevos archivos que incluyen imágenes fijas del movimiento estelar y timelapses, permitiendo apreciar la danza de las estrellas y ahora, de las auroras boreales, de una manera dinámica y detallada.

El fenómeno ha suscitado un renovado interés por la observación del cielo nocturno, con expertos y aficionados por igual buscando comprender mejor cómo estos eventos lejanos, como las tormentas solares, pueden tener efectos tan visibles y hermosos en nuestro planeta. También ha puesto de relieve la importancia de instalaciones como el Observatorio de Pujalt, que no solo contribuyen a la ciencia astronómica, sino que también fomentan la educación y el aprecio por los fenómenos naturales.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -