domingo, marzo 3, 2024
- Publicidad -

Confirmada la sentencia contra Sarkozy: tres años de prisión por corrupción y tráfico de influencias

El expresidente Sarkozy, no tendrá que entrar en prisión, ya que podrá cumplir la pena en arresto domiciliario y con un brazalete electrónico

No te pierdas...

Se confirma la condena a Sarkozy por el caso de corrupción y tráfico de influencias.

El miércoles, un tribunal en Francia ratificó la condena de tres años de prisión contra el expresidente Nicolas Sarkozy en relación a un caso de corrupción y tráfico de influencias relacionado con escuchas telefónicas.

Sarkozy había apelado la sentencia en diciembre, pero el Tribunal de Apelaciones de París ha decidido mantenerla.

La imputación no impide a Sarkozy presentarse a las elecciones presidenciales

Según el fallo del tribunal, dos de los tres años de condena quedarán en suspenso, lo que significa que Sarkozy no ingresará en prisión. En su lugar, cumplirá el año restante bajo arresto domiciliario con un brazalete electrónico.

Además, durante estos tres años, se le suspenderán sus derechos civiles, lo que le impedirá presentarse a cargos electos.

Condenado también el abogado de Sarkozy

El abogado de Sarkozy, Thierry Herzog, y el exmagistrado Gilbert Azibert también han sido condenados a tres años de prisión, con la prohibición para Herzog de ejercer su profesión durante este período.

La presidenta del tribunal, Sophie Clement, afirmó: «Herzog y Sarkozy son abogados, y Azibert es un especialista en procedimientos penales. Ninguno de los tres puede alegar desconocimiento de las infracciones cometidas«.

En marzo de 2021, Sarkozy fue condenado por delitos de corrupción y tráfico de influencias después de que la Justicia francesa considerara probado que utilizó su posición para obtener información sobre una investigación.

La Fiscalía acusó al expresidente de obtener información confidencial en 2014 a través de Herzog, recurriendo a Azibert, quien en ese momento trabajaba en el Tribunal de Casación.

Sarkozy, quien gobernó Francia entre 2007 y 2012, se convirtió en el primer exjefe de Estado que compareció físicamente ante el tribunal.

Aunque su predecesor en el Elíseo, Jacques Chirac, fue condenado a dos años en 2011 por delitos cometidos durante su etapa como alcalde de París, nunca llegó a asistir a los tribunales debido a problemas de salud.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -