sábado, marzo 2, 2024
- Publicidad -

Carlos III no visitara Francia por la situación de riesgo que se está viviendo

La decisión deja en evidencia al presidente francés, Emmanuel Macron, que tuvo que reconocer la imposibilidad de recibir al monarca británico en condiciones ideales

No te pierdas...

Francia ha sufrido hoy un serio revés debido a la anulación de la visita del rey Carlos III, que debía iniciarse el domingo, ante el riesgo de una situación que está ya descontrolada tras los disturbios en las protestas contra la reforma de las pensiones.

Macron frente a dos mociones de censura por la reforma de las pensiones

La decisión de ese aplazamiento, tomada oficialmente de común acuerdo entre los gobiernos de Francia y del Reino Unido, deja sobre todo en evidencia al presidente francés, Emmanuel Macron, que es el principal objetivo de las protestas, y que tuvo que reconocer la imposibilidad de recibir al monarca británico en condiciones.

Según las autoridades británicas, fue Macron el que propuso ese aplazamiento.

Desde Bruselas, donde participaba en la cumbre europea, Macron explicó que esa decisión era «de sentido común» porque «no seríamos serios» si una visita de Estado como esa, la primera que iba a hacer en el extranjero como nuevo monarca, se desarrollara «en medio de las manifestaciones».

El presidente quiso insistir en que la visita iba a coincidir con la décima jornada nacional de movilizaciones que han convocado los sindicatos el próximo martes contra su reforma de las pensiones, pero la realidad es que las escenas de violencia que se vivieron en París y en otras ciudades el jueves, en paralelo a los cortejos, han causado conmoción en Francia y en el extranjero.

Los altercados dieron lugar a 457 detenciones y causaron heridas a 441 agentes de las fuerzas del orden que tuvieron que hacer frente a jóvenes, que según el ministro del Interior, Gérald Darmanin, pertenecen a la extrema izquierda.

Dos fallecidos y un herido durante manifestaciones contra Macron

Aún así, descartó suspender la aplicación de la nueva ley de las pensiones, que retrasa la edad mínima de jubilación de los 62 a 64 años.

La situación, en cualquier caso, no parece que se vaya a normalizar por las huelgas llevadas a cabo en multitud de sectores y el impacto que empiezan a tener en la economía.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -