viernes, marzo 1, 2024
- Publicidad -

Macron frente a dos mociones de censura por la reforma de las pensiones

No te pierdas...

El gobierno de Emmanuel Macron está sufriendo su peor crisis tras la aprobación de su reforma de las pensiones por decreto y de forma unilateral. Entre las mayores polémicas de esta reforma está el retraso de jubilación de 62 a 64 años. Por esta razón, el presidente de Francia lleva dos meses de protestas y nueve jornadas de huelga general. Ahora se enfrenta a dos mociones de censura para esta tarde que dependen de los votos de un partido conservador dividido, cuyos resultados deberían estar hoy 20 de marzo de 2023 a las 19:00.

La primera moción de censura contra Macron está liderada por Libertades Independientes, Ultramar y Territorios (LIOT). Mientras que la segunda moción está llevada por la Agrupación Nacional (RN), de Marine Le Pen. Sería necesario los votos a favor de Los Republicanos (LR), un partido conservador que, aunque muestre discrepancias, está previsto que no voten a favor.

Le Pen ha afirmado que apoyará la moción de censura independientemente del partido político que la lidere, aunque sea la izquierda. Así lo manifiesta la líder de extrema derecha: «en un momento en que los franceses se manifiestan de forma masiva su oposición a esta reforma, la representación nacional no ha podido en ningún momento votar este texto que, pese a la legalidad del proceso, supone un ataque grave a los principios democráticos».

Esta reforma de las pensiones fue aprobada desde el jueves 16 de marzo de 2023. Tras su aprobación, Macron no ha hecho acto de presencia para hablar en público.

Una reforma de las pensiones aprobada por decreto para no tener que pasar por los votos de la Asamblea Nacional porque el presidente francés temía que no consiguiera mayoría. Las protestas en contra no tardaron en llegar.

Para que alguna de las mociones de censura prosperase sería necesario 287 votos a favor. No obstante, hace falta que una mayoría de Los Republicanos votara a favor; algo poco probable. Y únicamente la liderada por LIOT podría salir adelante, ya que la ultraderecha no cuenta con buenos apoyos.

LIOT tiene el voto favorable del Partido Socialista, la Francia Insumisa, el Partido Comunista y de Europa Ecología-Los Verdes e incluso de la Agrupación Nacional. Según Radio France, esta moción tendría entre 261 y 277 apoyos. Unas cifras bastante alejadas de los votos necesarios.

Así han sido las protestas contra el gobierno de Macron

«La lucha debe continuar, sea cual sea el resultado», dice Jean Luc Mélenchon, líder de Francia Insumisa. Una frase que deja constancia cómo las manifestaciones probablemente continuarán si la moción de censura no sale adelante. De hecho, para el 23 de marzo de 2023 hay convocada una jornada de manifestaciones.

Y no es para menos, estas protestas recuerdan al movimiento de los ‘chalecos amarillos’. Las manifestaciones están extendidas por todo el país, las cuales varias de ellas han conllevado arrestos y revueltas.

No obstante, aunque las protestas probablemente continúen, Borne ha dejado el futuro de su cargo según cómo sean las mociones de censura, si superan como está previsto, continuará. Según la primera ministra, la reforma de las pensiones es «necesaria para asegurar la supervivencia del sistema de pensiones».

Además, las elecciones en Francia se celebraron en 2022. Por tanto, todavía queda esperar a 2027 para las siguientes elecciones. Macron se enfrenta a una de las peores crisis teniendo todavía un largo periodo por delante.

La mayor manifestación ha sido en París con 4.000 personas aproximadamente. Sin embargo, la protesta en la plaza de la Concordia era ilegal «por riesgos contra el orden público», el cual fue organizada al margen de partidos y sindicatos. Durante las protestas ha habido violencia, barricadas y cargas de los antidisturbios. Así ha sido también en otras ciudades, cuyas manifestaciones han sido convocadas directamente a través de redes sociales.

Mientras tanto, los sindicatos han estado presionando al gobierno de Macron con jornadas de huelga y protestas.

Asimismo, las protestas llegaron incluso a la Asamblea Nacional de la mano de Francia Insumisa sosteniendo carteles que decían «64 años, ¡es no!» y cantando La Marsellesa en el momento que la primera ministra Élisabeth Borne iba a tomar la palabra.

¿A qué se debe la reforma de las pensiones?

Aparte de retrasar la edad de jubilación de 62 a 64 años, siendo necesario que se cotice al menos 43 años para tener una pensión completa, en vez de 42 como era antes. Desde el punto de vista de Macron, esto hace falta para garantizar un «equilibrio» de cara a 2030 a causa del envejecimiento de la población y superar la crisis del déficit. Un contexto que, en cierta manera, recuerda al caso de España.

Aunque este cambio se haría de forma progresiva aumentando la edad de jubilación tres meses por año desde el 1 de septiembre de 2023 hasta el 2030.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -