miércoles, febrero 8, 2023

Dejan en libertad a un preso tras pasar 38 años en la cárcel por un crimen que no cometió

La justicia estadounidense ha dejado en libertad a un preso tras pasar más de 38 años en la cárcel por un crimen que no cometió

No te pierdas...

La justicia estadounidense ha dejado en libertad a un preso tras pasar más de 38 años en la cárcel por un crimen que no cometió. Maurice Hastings, que así se llama el acusado, entró en una prisión estatal en 1983 por el asesinato de Roberta Wydermyer en California y dos intentos de homicidio.

Tras años de investigaciones y lucha por parte de su abogado, se descubrió que gracias a las nuevas pruebas de ADN, se le había culpado por error. Mientras que el verdadero asesino fue otro hombre que murió en prisión en 2020.

Ahora con 69 años, las autoridades le han dejado en libertad, después de que su condena de 1988 fuera anulada el 20 de octubre. El fiscal de distrito del condado de Los Ángeles, George Gascón, describió lo vivido por el encarcelado como una «terrible injusticia«.

127418421 Mauricehastings.png
Imagen de Maurice Hastings, poco antes de queda libre. Fuente Oficina del fiscal de Los Ángeles

Roberta Wydermyer fue encontrada en el maletero de su automóvil con una sola herida de bala en la cabeza en 1983, tras haber sido agredida sexualmente previamente.

Petición de pena de muerte

Tras el suceso, Hastings fue acusado de asesinato y los fiscales solicitaron la pena de muerte.Tras el juicio y después de formar un segundo jurado, fue sentenciado en 1988 a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

El presunto asesino se declaró inocente de los cargos y el fiscal de distrito rechazó una solicitud de prueba de ADN en el año 2000. Un año después, presentó una declaración de inocencia ante la Unidad de integridad de condenas del fiscal de distrito y se descubrió que no era sus restos los que había en la ropa de la víctima.

En cambio, el perfil de ADN coincidía con un hombre que había sido condenado por un secuestro a mano armada en el que colocó a otra víctima en el maletero de un vehículo.

«Vivir la vida que me queda»

A punto de cumplir 70 años, tras salir de la cárcel ha asegurado a los medios de comunicación que: «Sólo quiero vivir los años que me queden de vida«. No ha querido señalar a los responsables de la negligencia y ha reconocido que llevaba años rezando para que ese día llegase.

R.F.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -