viernes, abril 19, 2024
- Publicidad -

Reacción internacional al desarrolló uno de los puntos más emblemáticos de la Operación Libertad en Caracas

No te pierdas...

Desde la posición más moderada de México a la vehemencia de Evo Morales en Bolivia, muchos de los líderes políticos en América Latina reaccionaron al llamamiento de Juan Guaidó y Leopoldo López a un levantamiento militar en Venezuela.

Guaidó, titular de la Asamblea Nacional que se proclamó presidente interino, convocó a primera hora de la mañana a poner en marcha la fase final de lo que llamó la «Operación Libertad», levantamiento para sacar del poder al presidente Nicolás Maduro.

Lo hizo llamando a los miliares a acompañarlo y junto al líder opositor Leopoldo López, que salió de su arresto domiciliario, según dijo, con la ayuda de los militares que lo custodiaban.

Poco después, autoridades del gobierno de Maduro denunciaron un intento de golpe militar y se comenzaron a registrar los primeros disturbios. En Caracas, en concreto, alrededor de la base aérea de La Carlota, en el corazón de la ciudad.

Y la reacción internacional no se hizo esperar. Una de las más enérgicas condenas a la acción de Guaidó llegó del presidente de Bolivia, Evo Morales, que siempre fue un fiel aliado del gobierno venezolano y amigo personal del expresidente Hugo Chávez.

Otro aliado tradicional de Venezuela, Cuba, tachó de «traidores» y «golpistas» a los participantes de la operación. Lo hizo a través de las redes sociales su presidente, Miguel Díaz-Canel.

México acudió a un tono conciliador que responde a la perfección a su política no injerencia en los asuntos internos de otros países, conocida como doctrina Estrada.

«México pide una salida pacífica a la crisis en Venezuela y anuncia que empezó consultas con los miembros del Mecanismo de Montevideo para encontrar «una ruta común» que evite una escalada de violencia en ese país».

Respaldo de parte de EE UU del que siempre gozó Guaidó se volvió a poner de manifiesto este martes. El secretario de Estado, Mike Pompeo, reiteró el apoyo del gobierno de Donald Trump a Guaidó. «El gobierno de los Estados Unidos apoya plenamente al pueblo venezolano en su búsqueda de la libertad y la democracia», dijo.

El Grupo de Lima, que reúne a varios países latinoamericanos críticos con Maduro, llamó a diversos actores de la comunidad internacional a tomar medidas para aislar al gobierno venezolano El objetivo del llamamiento es propiciar una transición en Venezuela en favor de Guaidó. El Grupo de Lima criticó a China, Cuba, Rusia y Turquía «por el impacto negativo que su apoyo al régimen ilegítimo de Maduro» causa a la región latinoamericana.

Entre los miembros del grupo, se pronunció el presidente colombiano, Iván Duque, que llamó a los venezolanos a colocarse del «lado correcto de la historia, rechazando dictadura y usurpación de Maduro».

También se mostró contundente el presidente de Chile, Sebastián Piñera, al calificar el gobierno de Maduro como «dictadura».

El gobierno de Perú continuó con su respaldo «pleno» al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, «en su lucha por recuperar la democracia en Venezuela» y afirmó que sigue de cerca la situación en ese país junto al Grupo de Lima. La cancillería escribió que «el régimen usurpador y dictatorial de (Nicolás) Maduro debe llegar a su fin».

Por su parte el ministro de Exteriores de Turquía, Mevlüt Çavusoglu, rechazó en un tuit el desafío planteado por Guaidó: «Preocupado con las noticias de que hay alguna agresión contra el orden constitucional en Venezuela. Me opongo a intentos de cambiar gobiernos legítimos mediante acciones no democráticas». «Estoy a favor de resolver los problemas en el país mediante el diálogo. Siempre con el pueblo de Venezuela», escribió en inglés.

Turquía es uno de los pocos aliados políticos y comerciales que le quedan a la Venezuela de Maduro fuera de la región. Uno de los de mayor peso, sin embargo es Rusia, cuyo gobierno también salió en la defensa del mandatario.

«La oposición radical en Venezuela ha vuelto de nuevo a los métodos violentos de confrontación», señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia. «En vez de arreglar de forma pacífica las diferencias políticas, han optado por un camino diseñado para atizar el conflicto y provocar rupturas del orden público y enfrentamientos implicando a las fuerzas armadas».

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -