martes, mayo 21, 2024
- Publicidad -

El secretario de Estado de Donald Trump insistió en que «una acción militar de EE.UU. es posible”

No te pierdas...

Mike Pompeo dijo el miércoles que el gobierno de Estados Unidos está preparado, de ser necesario, para intervenir militarmente en Venezuela.

«El presidente (Donald Trump) ha sido cristalinamente claro e increíblemente consistente. Una acción militar es posible. De ser ello necesario, eso es lo que Estados Unidos hará», dijo Pompeo.

Pompeo subrayó, no obstante, que el objetivo es que haya una transición del poder «pacífica» en Venezuela.

Su discurso fue casi calcado al que ayer dio John Bolton, quien expresó que «todas las opciones están sobre la mesa». El asesor de Seguridad Nacional de Trump le envió un ultimátum a tres altos jefes del chavismo, quienes hoy son los que mantienen en el poder a Nicolás Maduro. 

Mencionando con nombre y apellido a Vladimir Padrino, ministro del Poder Popular para la Defensa; Ivan Hernández, Guardia de Honor Presidencial; y Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo, afirmó: «Su tiempo se acaba. Esta es su última chance. Acepten la amnistía del presidente interino Guaidó, protejan la Constitución y saquen a Maduro del poder. Si lo hacen serán sacados de la lista de sanciones. Quédense con Maduro y húndanse con el barco”.

Estados Unidos presiona para que se reconozca a Juan Guaidó como legítimo presidente del país y se inicie una transición en paz.

El autoproclamado presidente interino de Venezuela apareció junto al líder de su partido, Leopoldo López, quien burló la prisión que cumplía en su domicilio para sumarse a las manifestaciones, en las que al menos una persona resultó muerta y 77 heridas, incluidos ocho miembros de los cuerpos de seguridad.

Al final de la jornada, el alzamiento militar no parecía haberse concretado en Venezuela, algo que Pompeo atribuyó ayer a la influencia de Rusia.

Según cuenta Pompeo, Maduro «tenía un avión en la pista, estaba listo para irse esta mañana, según entendemos, pero los rusos indicaron que debería quedarse»  y agregó que el presidente venezolano «se dirigía a La Habana».

La Casa Blanca también culpó a Cuba, a la que acusa de tener a unos 25.000 efectivos infiltrados en las fuerzas de seguridad e inteligencia venezolanas, de haber frustrado aparentemente el levantamiento de Guaidó, y amenazó con nuevas sanciones a La Habana.

Por su parte, Maduro desmintió que pretendiera abandonar Venezuela y remarcó la «total lealtad» de las Fuerzas Armadas.

A la vez, acusó hoy a EE.UU. y Colombia de respaldar el alzamiento, y al presidente estadounidense, Donald Trump, de no dejar pasar «un día» sin «meterse» con Venezuela.

«Yo creo, de verdad lo digo (…), que en los Estados Unidos de Norteamérica no había habido un Gobierno tan loco como este», añadió en referencia a la Administración de Trump.

 

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -