miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

Policía Nacional inmoviliza más de 500 kilos de productos de alimentación caducados

Una persona ha sido detenida como presunto responsable de un delito contra la salud pública por la venta de productos importados caducados e insalubres en el barrio de Lavapiés

No te pierdas...

Agentes de la Policía Nacional han detenido a una persona por un presunto delito contra la salud pública por la venta de productos importados caducados y no cumplir con los requisitos de salubridad mínimos exigidos en cuanto a conservación, almacenamiento y venta.

Varios detenidos por distribuir miles de kilos de alimentos en mal estado en Canarias

Se ha clausurado un establecimiento e inmovilizado 600 kilos aproximadamente de productos cárnicos y pescados caducados conservados en congeladores para su posterior venta en el barrio de Lavapiés (Madrid).

La investigación se inició tras recibirse una información a través de llamada telefónica, indicando la localización de varios establecimientos en Madrid que, al parecer, estaban importando y vendiendo estos productos, poniendo con ello en riesgo la salud de las personas que los pudieran consumir.

Se identifican cuatro locales con alimentos caducados

Tras numerosas gestiones, se logró identificar en primera instancia un total de cuatro comercios donde se vendían los referidos productos caducados, comprobando la alta cantidad de personas que estaban adquiriéndolos, poniendo en riesgo su propia salud.

De forma inmediata, se contacto con Policía Municipal y con el Servicio de Salud de Distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid al objeto de coordinar actuaciones.

Posteriormente, se localizaron otros dos locales donde también se sospechaba de la venta de dichos productos. En el desarrollo de la operación se produjo conjuntamente la inspección de seis establecimientos, localizando e inmovilizando gran cantidad de productos caducados -cárnicos, pescado y de otra índole- que estaban preparados para su venta.

Durante la operación se detuvo a una persona como presunto responsable de un delito contra la salud pública, se ha clausurado un establecimiento. Además se ha suspendido de forma temporal la actividad de otro de los locales por las graves deficiencias sanitarias, tanto en el tratamiento como en el almacenamiento de la mercancía y el elevado riesgo para la salud que conllevaría el consumo de los productos comercializados.

También se han levantado varias actas administrativas con la colaboración de la Policía Municipal de Madrid.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -