viernes, diciembre 2, 2022

El objetivo del verano: reducir los 314 incendios forestales de 2021

Gobierno Central y Comunidad de Madrid diseñan dos dispositivos todo el verano para intentar que los incendios forestales no sean noticia en nuestra región

Tanto el Gobierno central como la Comunidad de Madrid quieren que este verano sea tranquilo en el campo y los bosques madrileños. El importante incendio ocurrido en la sierra de la Culebra (Zamora), con más de 30.000 hectáreas arrasadas por el fuego, ha encendido todas las alarmas. Además, se espera un verano cálido y de altas temperaturas. Una ecuación que no suele traer nada bueno.

En el trabajo de prevención, la Delegación del Gobierno ha presentado ya el dispositivo de seguridad y vigilancia del ‘Plan Verano 2022’, en el que un total de 1.546 agentes de la Guardia Civil participarán vigilando las zonas de ocio y trabajando en la prevención de incendios. No hay que olvidar que 2021 terminó con 314 incendios en toda la comunidad de Madrid, de los que la gran mayoría, 258, solo fueron conatos.

El plan comenzó el pasado 11 de junio y se mantendrá activo hasta el 30 de septiembre. El dispositivo tiene como principal objetivo vigilar los lugares de la región que, por sus características paisajísticas y de espacio, se convierten en foco de gran afluencia de visitantes.

Plan Verano2
Un helicóptero de la Guardia Civil integrado en el Plan Verano 2022

Las principales zonas de actuación son el Embalse de San Juan y zonas adyacentes (M-501, San Martín de Valdeiglesias, Lancha del Yelmo, embalse de Picadas, La Veguilla); el Embalse del Atazar; el Parque Nacional Sierra de Guadarrama (Área recreativa las Dehesas en la zona de Fuenfría, Valle de la Fuenfría, Laguna de Peñalara); La Pedriza (Canto Cochino, Cordel de los Toros, Chopera del río Samburiel); Las Presillas, en Rascafría; Aldea del Fresno; y La Jarosa.

Entre las labores principales de los agentes estará la vigilancia preventiva de las masas forestales y zonas susceptibles de verse afectadas por incendios, próximas a los embalses y áreas recreativas, el control residuos en las zonas señaladas, el control de navegación de embarcaciones recreativas, incluido las motos acuáticas, el control caza y pesca deportiva, la vigilancia del cumplimiento de las normas medioambientales, el mantenimiento del orden público y auxilios relacionados con la protección civil, la vigilancia del cumplimiento de las medidas de salud pública establecidas para la contención del Covid, la prevención hechos delictivos en general y el auxilio y labor humanitaria.

Plan Infoma

Por otro lado, la Comunidad de Madrid ya ha puesto en marcha el Plan Infoma para combatir los incendios forestales, activo hasta el 30 de septiembre. En el mismo participan 5.276 profesionales, divididos entre bomberos (1.442), agentes forestales (255), personal de vigilancia, apoyo a la extinción y otros (184), profesionales de medios aéreos (46), brigadas forestales (548); efectivos de los equipos de maquinaria pesada (36); y Protección Civil, que cuenta con los recursos del Equipo de Respuesta Logística Inmediata –ERIVE- además de los 2.765 miembros voluntarios.

Infoma
La presidenta Ayuso con integrantes del Plan Infoma

Junto a los mencionados medios humanos, el Ejecutivo autonómico mantendrá activos 20 parques de bomberos, 17 Puestos de Incendio Forestal (PIF), dos Puntos de Intervención Rural (PIR), 25 retenes de extinción, seis patrullas de vigilancia, tres bases de maquinaria, 10 helicópteros, 34 torres de vigilancia; y cuatro cámaras.

En el último año, precisamente, se ha actuado en cuatro puntos (El Val, La Solana, Valdeyerno y Cerro de la Mira), con avances en sus instalaciones, y la incorporación de una nueva cámara de vigilancia, con tecnología visible e infrarroja en Somosierra, y la próxima instalación de un nuevo PIF en Sevilla la Nueva.

El Plan va ligado a una campaña de comunicación (#STOPincendios e #INFOMA22) en medios y redes sociales, que incidirá en la ciudadanía sobre cómo evitar fuegos forestales, tras las buenas cifras del año pasado, en el que el 82% de los mismos (258 de 314) quedó en conatos, gracias a la rápida intervención de los efectivos. En 2021 ardieron un total de 494 hectáreas de terreno forestal, de las que 426 correspondieron a matorral y pastos y solo 68 a superficie arbolada.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias