jueves, abril 18, 2024
- Publicidad -

Andalucía se opone al cierre de la Plaza de España que proponen Sanz y el PP Sevilla

No te pierdas...

David Durán
David Durán
Periodista, escritor y comentarista, especializado en el motorsport y e-sports. Corresponsal en Andalucía para Estrella Digital.

En la mañana del pasado domingo 25 de febrero el alcalde de Sevilla José Luis Sanz desvelaba los planes de cercar la Plaza de España y convertirla en un sitio de pago para los turistas – de una manera similar a como funciona el Park Güell en Barcelona u otros lugares turísticos destacados en otras partes del mundo. Una medida que ha incendiado las redes sociales de inmediato siendo motivo de indignación para la sociedad andaluza, si bien para los sevillanos (tanto los nacidos en la provincia como los oriundos de la ciudad) seguiría siendo de libre acceso. El PSOE, así como muchos otros sectores de la sociedad, se han posicionado en contra de la decisión.

La Plaza de España es uno de los monumentos más emblemáticos de toda Andalucía, levantada por Aníbal González en 1929 como un espacio público para todo el mundo y con guiños para gente de toda España en sus murales. Cada día cientos de turistas pasan por la Plaza de España, pudiendo remar en las aguas por debajo de los puentes que conectan la sección central con los pasillos por los que se han rodado películas de todo tipo, incluyendo escenas de la saga Star Wars (los jardines del Alcázar fueron el lugar donde se rodaron las escenas de Dorne en la quinta temporada de Juego de Tronos).

Los planes que han dejado entrever revelan una conversión de los accesos laterales existentes en la actualidad y por los que pasan miles de personas cada día en controles de acceso. Además, se extendería la valla hasta un control de acceso central (una taquilla, dicho de otro modo) hasta la Plaza de España. Un control que en la actualidad no existe, estando la plaza dentro del Parque de María Luisa, uno de los pulmones más emblemáticos de la capital hispalense junto al Parque de los Príncipes.

Según cuenta ABC de Sevilla en su versión impresa, el gobierno municipal que lidera Sanz ya ha enviado un borrador a la Dirección General de Patrimonio del Estado del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Ahora bien, su propia ministra, la también vicepresidenta primera del Gobierno María Jesús Montero, se ha mostrado completamente en contra de esta propuesta del alcalde popular José Luis Sanz.

Los argumentos del gobierno municipal son varios, empezando por la búsqueda de un acuerdo con el Gobierno para una mayor protección de la Plaza de España. De hecho, se trata de una petición que Adepa (Asociación para la Conservación del Patrimonio en Andalucía) llevó a cabo en mayo de 2018, estipulando que lo que se cobraría sería una cantidad simbólica, de uno o dos euros. Un importe recaudado que serviría para el mantenimiento de la propia Plaza de España a través de una escuela taller de cerámica. Además, argumentan que se reforzaría la seguridad frente a los problemas de vandalismo existentes en la actualidad en todo el Parque de María Luisa.

También implicaría una medida contra los mercados ambulantes que cada día uno puede encontrar deambulando por la Plaza de España y otras calles de la ciudad (como siempre han sido comunes en las aceras de Nervión, junto al Centro Comercial a las espaldas del Sánchez Pizjuán). Este cierre de la Plaza de España fue descartado ya en aquel entonces por el PSOE cuando Juan Espadas era alcalde de la ciudad, misma postura que mantendría su sucesor en el cargo Antonio Muñoz.

Esta decisión no sólo indigna al PSOE en su conjunto y a otros partidos opuestos al PP (Más País Andalucía también ha sido especialmente crítico, utilizando argumentos similares al PSOE), sino que se traslada a toda la sociedad. Hasta han aparecido recogidas de firmas y peticiones en señal de protesta en las últimas horas contra la dirección en la que Sanz quiere llevar a uno de los grandes monumentos ya no sólo de Sevilla, sino de toda Andalucía.

El PP de Sevilla ya anticipaba esta reacción en contra de la sociedad, tratando de alejar de su plan la palabra privatizar – recordando que la tasa a los turistas también existen en otras partes del mundo. Ahora bien, la manera de implantarlo no sería igual a como hacen en otras ciudades de España o de Europa, donde por ejemplo la tasa es para estancias hoteleras o apartamentos turísticos.

Aunque no pagarían los sevillanos, es evidente que a ellos también les afectaría esta medida. De implantarse, se crearían colas en cada uno de los accesos para poder pasear por un lugar que hasta ahora ha estado disponible para todo el mundo. Aunque fuese gratuito para quien lo sea, el hastío de tener que ‘pasar por el aro’ podría disuadirles de entrar.

Juan Espadas Javier Fernández Psoe Andalucía Hospital Sanidad Salud
Foto: PSOE Andalucía

Muñoz, Montero, Fernández y Espadas se oponen a la idea de cerrar y vallar la Plaza de España

En fechas recientes ha sido precisamente el ex alcalde Muñoz el que ha denunciado la situación, defendiendo la implantación de la tasa turística (algo existente en Barcelona y muchas otras ciudades del mundo con gran afluencia del turismo). Según cuenta el ex alcalde, a día de hoy portavoz del Grupo Socialista en el ayuntamiento, la tasa turística supondría un retorno de varios millones de euros que se podría dedicar a la conservación de la Plaza de España.

«Nueva ocurrencia del señor Sanz: Cerrar la Plaza de España y tener que pagar para acceder a la misma. La Plaza de España es un espacio único, emblemático, uno de los monumentos más visitados en Sevilla, y fue concebida por Aníbal González como un gran espacio público. Por tanto, la solución no es esa privatización«, afirmó el ex alcalde Muñoz.

«Reitero que la solución para la intervención, la conservación del patrimonio de esta ciudad es la tasa turística. Ese es el camino que hay que trabajar, en lo que hay que indagar, pero no privatizando el espacio público. A nadie se le ocurriría en una ciudad como Venecia, por citar un ejemplo, cerrar y tener que pagar para visitar la Plaza de San Marco o la Plaza Mayor de Madrid. La privatización de la Plaza de España no es la solución«, añadió el ex gobernante de la capital hispalense.

Por su parte, la ministra Montero ha afirmado a través de sus espacios en redes sociales que: «privatizar el espacio público no puede ser la respuesta para el cuidado y preservación de la Plaza de España de Sevilla, una joya cultural que pertenece a todos y a todas. Desde luego, el Ministerio de Hacienda no se va a prestar a ello.» Con esto, vaticina la negativa de la Dirección General de Patrimonio del Estado que depende de su ministerio.

«Que se quiera privatizar la Plaza de España es un disparate, pero que además se pretenda considerar a los ciudadanos y ciudadanas de los pueblos de la provincia como turistas es para hacérselo mirar. Espero que el Alcalde de Sevilla reaccione a este sin sentido«, declaró a su vez Javier Fernández, presidente de la Diputación de Sevilla. De este mensaje se critica al socialista que no haya interpretado de manera correcta a Sanz cuando hablaba de sevillanos, pues este se refería a la provincia al completo.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -