viernes, mayo 24, 2024
- Publicidad -

La legislatura del diálogo comienza con tensión: Junts y Podemos, claves en la aprobación de decretos

No te pierdas...

En el primer pleno parlamentario de 2024, el gobierno de Pedro Sánchez enfrentó lo que se prevé una legislatura tumultuosa. La sesión, marcada por negociaciones de último minuto y cambios sorpresa en los votos, reveló la realidad para el Ejecutivo: la incertidumbre en cada pleno. Los decretos en discusión —relativos a justicia, función pública, medidas anticrisis y subsidios de desempleo— estuvieron en peligro, especialmente con la postura inicial de Junts de rechazarlos. Sin embargo, tras una serie de negociaciones, incluyendo concesiones como la delegación de competencias sobre inmigración a la Generalitat, Junts cambió su postura, permitiendo la aprobación de dos decretos.

El Gobierno, consciente de la necesidad de «buscar votos hasta debajo de las piedras», logró pasar esta primera prueba de estabilidad, aunque no sin dificultades. La dinámica del pleno se vio afectada también por las obras en el Congreso, obligando a su realización en el Senado. El presidente Sánchez expresó satisfacción al final del pleno, pero las reacciones de otros políticos, como Alberto Núñez Feijóo del PP, reflejaron preocupación y crítica hacia la gestión del Gobierno.

El papel de Junts y Podemos, percibidos como ‘rebeldes’ dentro del bloque, resulta crucial. El apoyo de estos partidos se convierte en un factor determinante, especialmente en votaciones ajustadas. La estrategia de Junts parece enfocarse en mantener una línea dura a menos que se cumplan sus condiciones. Este enfoque marca una diferencia con otros socios parlamentarios como ERC, PNV y EH Bildu.

La complejidad de la situación se ve agravada por la próxima temporada electoral en Cataluña y el País Vasco, lo que podría influir en las decisiones parlamentarias de los partidos nacionalistas e independentistas. Además, la relación entre Podemos y Sumar, liderado por la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo Yolanda Díaz, sugiere una tensión interna, con Podemos intentando posicionarse como el verdadero representante de la izquierda.

El Gobierno de Sánchez se enfrenta a una legislatura llena de retos, donde cada votación en el Congreso será un acto de equilibrio, y donde la unidad y estabilidad del bloque gubernamental se pondrá a prueba constantemente. El PP firme en su oposición, junto con la variedad de intereses y estrategias de los partidos independientes y nacionalistas, promete una dinámica parlamentaria compleja y posiblemente impredecible.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -