sábado, mayo 25, 2024
- Publicidad -

Margarita Robles destaca la importancia de la industria española de Defensa

No te pierdas...

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este viernes la Base Naval de La Carraca, parte del Arsenal de Cádiz, donde conoció de primera mano el estado del programa Buque de Acción Marítima de Intervención Subacuática (BAM-IS), de Navantia, que aportará a la Armada capacidades avanzadas en salvamento y rescate de submarinos. Allí, Robles ha querido poner de manifiesto su confianza en la industria de defensa española, que ha definido como un “referente internacional”.

El programa BAM-IS se encuentra en fase de diseño funcional del buque, la cual está previsto que culmine a finales de 2023. Su fabricación responde a una necesidad asociada a los submarinos S-80 con el fin de prestar apoyo y garantizar la seguridad de las dotaciones a lo largo de su vida operativa. Sustituirá, previsiblemente en 2026, al Buque de Salvamento y Rescate ‘Neptuno’.

“Esta ha sido una visita de la que nos tenemos que felicitar todos, que ha puesto de manifiesto los avances de un programa tan importante para la Armada pero también para la industria española, en este caso para Navantia y para las empresas que van a trabajar con ella, así como para toda la comarca de Puerto Real”, ha dicho la ministra. “Creemos firmemente que las FAS españolas son un ejemplo para el mundo entero, creemos en la industria de defensa española y en los hombres y mujeres de esta comarca que están realizando un trabajo inmenso para hacer de España un gran país”, añadió Robles.

52995828740 C5710C1Ebe C

El BAM-IS se convertirá en la plataforma especializada y equipada para el salvamento y apoyo al rescate de submarinos y en unidad principal de la Armada para el apoyo a las operaciones de buceo. La construcción de este buque, que se llevará a cabo en el astillero de Navantia-Puerto Real, generará alrededor de 1.100 puestos de trabajo, incluyendo empleo directo, inducido y de industrias colaboradoras, al generar una carga de trabajo de 1,3 millones de horas durante tres años y medio.

“La Armada se merece lo mejor”, ha subrayado la ministra, que ha definido a la Armada, a las Fuerzas Armadas españolas y a la industria de defensa como “un referente internacional”.

Autoridad en diseño

La ministra fue recibida en la Base Naval de ‘La Carraca’ por el almirante jefe del Arsenal de Cádiz, vicealmirante Rubén Rodríguez Peña, y por el jefe de la base, contraalmirante Juan Antonio Cornago. Allí ha asistido a una presentación a cargo del director general de Armamento y Material (DGAM), almirante Aniceto Rosique, y del jefe del programa BAM-IS, capitán de navío Ángel Arrazola, donde ha sido informada sobre su marco global y su punto de situación técnico.

El DGAM detalló las diferentes misiones que tendrá el buque, destacando el hito de que España será “autoridad en el diseño de un barco como este”, exportable y con potencial para mejorar los barcos actuales. Por su parte, el jefe del Arsenal de Cádiz aseguraba que “vamos a tener un barco moderno, innovador y muy beneficioso para la Armada y también para Navantia”, que actualmente tiene en curso otros dos programas de construcción naval, el S-80 y la F-110.

El jefe del programa BAM-IS explicó durante la visita de la ministra Robles las principales características del buque, que contará con un desplazamiento de en torno a 5.000 toneladas, una eslora de 92 metros (frente a los 93,9 de los demás BAM) y una velocidad máxima de 15 nudos. “Por un lado, vamos a satisfacer una necesidad de la Armada y por otro también vamos a capacitar tecnológicamente a la industria nacional, en este caso a Navantia, como integrador y desarrollador de sistemas”, ha afirmado.

La secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, aseguró que se trata de “un excelente barco que mejorará las capacidades de la Armada” y ha destacado la capacidad de ingeniería de Navantia. “Creo que este programa tiene un efecto tractor sobre la industria y el empleo en la Bahía de Cádiz. Será muy importante su trabajo en emergencia y en rescate y sin duda podemos decir que vamos a estar más seguros”.

Robles

El nuevo buque será capaz de operar con el Sistema de Rescate Submarino de la OTAN ‘NSRS’, lo que lo convertirá en el primer buque de la Armada con certificación ‘MOSHIP’ para actuar como buque nodriza de los sistemas de Salvamento y Rescate de submarinos de la OTAN. Por otro lado, contará con vehículos no tripulados (ROV) capaces de realizar exploraciones e intervenciones subacuáticas remotamente hasta 3.000 metros de profundidad.

Otra de sus principales características es que contará con propulsores cicloidales Voith Schneider, usados previamente en los cazaminas de la clase ‘Segura’, un sistema de propulsión que proporciona una gran capacidad de maniobrabilidad para llevar a cabo con seguridad operaciones de salvamento y rescate de submarinos, además de apoyo a operaciones de buceo, al contar con la velocidad adecuada para ofrecer una respuesta rápida a posibles accidentes de submarinos.

Para finalizar la visita, la ministra Robles visitó al personal de la Jefatura de Ingeniería, Construcciones y Obras del Arsenal de Cádiz, donde se interesó por su trabajo.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -