domingo, diciembre 4, 2022

La OCU denuncia los abusos en los festivales de música en verano

La OCU advierte de todo tipo de abusos en los festivales de música al aire libre que se están empezando a celebrar este verano.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte de todo tipo de abusos en los festivales de música al aire libre que se están empezando a celebrar este verano.

Este tipo de eventos se ha convertido en una opción de entretenimiento para los jóvenes españoles tras dos años de pandemia sin apenas conciertos. Por eso, este sector ha despegado con mucha fuerza y se reparten por toda la geografía española.

Pero desde OCU advierten de los abusos que los organizadores cometen, aprovechando las ganas que tienen los fans de la música y diversión de acudir a estos festivales. Algunos de los más habituales son:

  • Cambios sustanciales en la programación y el cartel de los artistas previstos en el festival. Si el aviso no se ha realizado con la suficiente antelación, el usuario podría solicitar, además del reembolso del precio de la entrada, una reclamación por daños y perjuicios.
  • Precios abusivos de reventa, que pueden llegar a multiplicar por tres o por cuatro los oficiales. Cuando para la reventa “en calle”, sea en taquillas o expendedurías, el recargo no puede exceder el 20% sobre el precio marcado.
  • Hoy por hoy, OCU desaconseja este tipo de compra por el riesgo añadido de fraude que conlleva.
  • Insuficientes puntos de agua potable gratuita y complementaria a la oferta comercial de la hostelería del festival, tal y como exige la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular del 9 de abril.
  • Lo que además puede dar lugar a problemas de hidratación y supone un peligroso riesgo de aglomeraciones.
  • Comisiones abusivas para el reembolso del dinero cargado en las pulseras o apps de pago para la adquisición de bebidas o alimentos. Una práctica contraria a la normativa de consumo, que obliga a los empresarios a aceptar siempre el efectivo como medio de pago.
  • En el MadCool, como denunció OCU, la comisión fue de 1,5 € y no se consideraban devoluciones por importes inferiores a 2 €; es más, solo había diez días para reclamarlas.
  • Imposibilidad de introducir alimentos, cuando la propia Dirección de Consumo, en su informe de 2017, lo admite si se están vendiendo en el interior del recinto, como sucede en todos los festivales. Es más, la actividad principal del festival se supone que es artística y musical, no alimentaria.
  • Cobros por vasos reutilizables, sin posibilidad de recuperar posteriormente el importe adicional pagado por ellos.
NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias