lunes, mayo 20, 2024
- Publicidad -

Diego Cigala pide perdón por sus declaraciones, al acusar a las mujeres que siempre quieren dinero

No te pierdas...

El cantaor Diego el Cigala, que fue detenido  por parte de la Policía Nacional en un hotel de Madrid el pasado 10 de julio por un presunto delito de violencia de género, ocurrido en Jerez de la Frontera (Cádiz), ha salido a la opinión pública para pedir perdón por las declaraciones realizadas a la salida del juzgado.

El juez de guardia de Madrid lo dejó en libertad al no apreciar riesgo de fuga y se ha inhibido en el de Jerez, que será el que deba pronunciarse sobre la orden de alejamiento que ha solicitado la mujer, Dolores Ruiz Méndez, conocida como Kina Méndez

El arresto se produjo en el Hotel Catalonia Atocha, ubicado en el número 81 de la calle Atocha, en la capital.

Tras ser detenido, el cantaor, de 52 años, pasó la noche en la Comisaría de Centro.

Se le imputaban presuntos malos tratos ocurridos en Jerez de la Frontera

En cuanto al motivo de su detención, respondió a su salida: «Seguro que son los dineros, siempre quieren dineros las mujeres» 

Ante el revuelo formado por dichas declaraciones, ha querido pedir por perdón en una carta, dirigida a los medios de comunicación:

Antes que nada y en medio de la polémica mediática que estoy atravesando, quiero pedir disculpas por mis declaraciones al salir de juzgado de Madrid la semana pasada, totalmente desafortunadas. Después de pasar la noche en comisaría y verme, a mi juicio, injustamente denunciado, en un estado de máxima tristeza y frustración me expresé de manera totalmente errónea.

Pluralicé en vez de hablar en singular; no me refería a las mujeres del mundo sino a una sola, en concreto con la que tengo un desencuentro económico.

En este momento no puedo dar más detalles ni declaraciones ya que hay un proceso legal en curso en el que tengo puesta mi total confianza. Una vez se solucione se podrá aclarar este episodio para que no le quede ninguna duda a toda la gente que escucha mi música de mi respeto, admiración y amor por las mujeres.

También quiero agradecer a todas las personas que no me han juzgado y que esperan a que la justicia se pronuncie. Solo entonces sabremos quién ha actuado de mala fe, quién lleva la razón y quién no.

Esta mañana, y por segunda vez, un juez me deja libre de manera incondicional con derecho a visitar a mis hijos y con un futuro favorable.

Yo no soy perfecto y he podido cometer errores a lo largo de mi vida. A mí me gusta cantar y celebrar que estamos vivos, pero Dios es mi testigo de que siempre he obrado de corazón y de buena fe.

Sin más, gracias por escucharme.

Estrella Digital

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -