martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

Grifols sufre un nuevo envite por parte de Gotham City Research

No te pierdas...

La farmacéutica española Grifols y el fondo bajista Gotham City Research llevan varias semanas inmersas en un conflicto que ahora vuelve a repuntar. Porque el fondo ha vertido nuevas acusaciones contra la empresa, provocando otra caída del precio de sus acciones.

En esta ocasión, Gotham ha mostrado su desconfianza ante los vínculos que existen entre Grifols y Scranton, que posee el 8,6% de la farmacéutica. Se trata del segundo accionista, solo superado por Deria, que posee el 9,19%. Ambas entidades están vinculadas a la familia dueña de la farmacéutica.

Nueva batería de preguntas a Grifols

Hace unas semanas, Gotham City Research emitió un informe en el que ponía en duda las cuentas de Grifols. Esto desencadenó un cruce de acusaciones y denuncias, así como una investigación por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que está afectando a las dos entidades.

Desde Gotham se congratulan de que sus acciones hayan provocado cambios en el consejo de administración de Grifols, pero destacan que todavía tienen dudas sobre cuál es la relación real que existe entre la farmacéutica y Scranton Enterprises. Por eso, han presentado una nueva batería de preguntas para Grifols, dentro del proceso que está llevando a cabo la CNMV.

Por su parte, desde la farmacéutica se han apresurado a emitir un comunicado acusando a Gotham de actuar de forma malintencionada, emitiendo acusaciones falsas y engañosas para desestabilizar a la compañía y sembrar la duda entre sus inversores.

El enigma de Scranton

Gotham afirma que la conexión entre Scranton y Grifols podría ser más profunda de lo que se había dicho hasta el momento. A nivel oficial, solo constan dos colaboraciones entre ellas: el alquiler de la sede de Grifols como consecuencia de la adquisición de Talecris, y la operación con Haema y BPC.

Otra de las dudas planteadas es quién tiene realmente el control de Scranton Enterprises. Según un informe presentado en 2011, la familia Grifols controla el 70% de Scranton, pero las investigaciones de Gotham han revelado que la familia posee menos del 20% de las acciones. 

Por otro lado, Gotham ha destacado que Grifols contrató a Baker McKenzie para hacer un análisis independiente de sus prácticas comerciales y contables. Sin embargo, esta compañía no es una entidad de contabilidad forense, sino un bufete de abogados. 

Un conflicto con una difícil solución

El informe presentado por Gotham City Research en enero de este año, acusaba a Grifols de haber manipulado sus cuentas para hacer creer a sus inversores que tienen una posición financiera mejor de la que muestran sus resultados reales. Este informe provocó una caída en bolsa de las acciones de la farmacéutica del 40% en apenas 24 horas. 

Por su parte, Gotham tuvo que reconocer que contaba con posiciones cortas sobre Grifols y que había operado con las acciones antes de publicar su informe. Por lo que podría haberse beneficiado económicamente de la caída de precio que provocó el documento publicado.

Esto dio lugar a un cruce de acusaciones entre ambas empresas. Grifols se defendió públicamente para intentar recuperar la confianza de los inversores, pero Gotham no dio su brazo a torcer y se mantuvo firme en su acusación.

Como consecuencia, la CNMV ha iniciado un proceso sobre las dos compañías. Para tratar de decidir si Grifols ha alterado sus cuentas, y si Gotham ha actuado ilegítimamente al utilizar la información privilegiada que ya tenía y no había publicado, para ganar dinero con las acciones de la farmacéutica.

Al margen de este proceso, Grifols ha presentado una denuncia en los tribunales de Nueva York frente a Gotham.

Las nuevas acusaciones de Gotham son, para los expertos, una muestra más de que este conflicto está todavía lejos de resolverse.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -