martes, mayo 28, 2024
- Publicidad -

Más del 70% de las pymes no pueden cubrir las vacantes ofertadas

No te pierdas...

A finales de agosto había 2.702.700 demandantes de empleo inscritos en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). A pesar de ello, muchas empresas, especialmente las pymes, continúan teniendo problemas para cubrir las vacantes ofertadas.

Es informe «El reto de las vacantes en España», elaborado por Cepyme, ha puesto de manifiesto que existe un importante desajuste entre la oferta y la demanda en el mercado laboral. Aunque hay muchas personas sin empleo, sus perfiles no se ajustan a lo que demandan las empresas en la actualidad.

Esto ha provocado que un 71% de las pymes tarden varias semanas en encontrar nuevos empleados para cubrir puestos vacantes, o incluso que tengan que rebajar sus expectativas.

Otro de los problemas que enfrentan las pequeñas y medianas empresas es que un 44% de las mismas no tienen recursos suficientes para realizar una búsqueda activa y efectiva de candidatos.

Un problema importante

El informe de Cepyme, y otros similares que se han elaborado en los últimos meses, están poniendo de relieve que la falta de trabajadores cualificados es un riesgo para las empresas, ya que les impide crecer.

Una empresa que no es capaz de cubrir las vacantes que hay en su seno, se vuelve menos productiva, ve reducida su facturación y afronta una importante pérdida de competitividad en el mercado.

Las principales causas de esta situación

Los expertos señalan que existe un notable desequilibrio entre lo que las empresas necesitan y la formación que están recibiendo los trabajadores. El resultado es que no existe mano de obra cualificada para puestos de trabajo relativamente nuevos o que están en constante cambio.

Al déficit en la formación continua, que hace que trabajadores bien capacitados acaben estando obsoletos en cuanto a conocimientos, hay que sumarle la falta de perfiles técnicos y tecnológicos.

En comparación con lo que ocurre en el resto de Europa, España tiene muchos alumnos estudiando disciplinas relacionadas con el arte y las humanidades, pero el número de estudiantes de ingenierías y otras carreras técnicas es bajo respecto a otros países.

Los cambios demográficos también tienen una incidencia notable en los problemas que abordan las empresas para cubrir su vacantes. La población está en pleno proceso de envejecimiento y, a medida que una persona cumple años, se muestra más reticente a realizar trabajos que requieren de un esfuerzo físico, que implican trabajar de noche, o incluso viajar. Además, en personas que ya tienen una amplia experiencia laboral, sus expectativas salariales son más altas y no siempre encajan con lo que las empresas pueden ofrecer.

En última instancia se suma la despoblación que está afectando a gran parte del territorio español. Las empresas ubicadas en las zonas rurales lo tienen especialmente complicado para encontrar trabajadores capacitados dentro de su área de influencia, porque los más jóvenes y mejor preparados se han marchado a las capitales de provincia.

Las quejas de las pymes

En este entorno, las pymes manifiestan que para ellas es especialmente complicado competir con las grandes empresas. Estas últimas suelen ofrecer mejores salarios, y se llevan a los mejores candidatos.

Incluso sucede que un empleado de una pyme dimite voluntariamente y se va a trabajar a una empresa más grande y con mejores condiciones.

De esta forma, las pequeñas y medianas empresas no solo tienen problemas para atraer el talento, también para retenerlo.

Desde Cepyme recogen otra de las quejas habituales de las pymes, que es la ineficacia de las políticas activas de empleo desarrolladas a través del SEPE. Las pequeñas y medianas empresas consideran que la medidas que están en marcha no acaban de cumplir su objetivo de incentivar la ocupación.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -