jueves, mayo 30, 2024
- Publicidad -

El techo de cristal también existe en las startups

No te pierdas...

Aunque las startups son empresas de nueva generación, los últimos estudios llevados a cabo sobre su composición ponen de manifiesto que la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres también se les resiste tanto como a las empresas de corte tradicional.

En 2022 España batió su récord en cuanto a directivas, con un 36% de mujeres en los puestos directivos de las empresas pero, en el caso de las startups, sus cifras están muy lejos de estos resultados.

Solo un 16% de las creadoras de startups son mujeres

En materia de emprendimiento se empieza a percibir un cierto equilibrio entre mujeres y hombres, si bien es cierto que ellos suelen ser los que más se animan a dar el paso de poner en marcha su propio negocio.

En el caso de las startups, solo un 16% de ellas han sido creadas por mujeres. Los expertos creen que, en este caso, el techo de cristal está causado por las dificultades para acceder a la financiación.

En el sector Fintech, se aprecia un gran desigualdad entre la financiación que las empresas de capital riesgo asignan a los fundadores masculinos y la que asignan a las fundadoras femeninas.  Como ejemplo, en Estados Unidos, en 2022, las startups del ámbito Fintech fundadas por mujeres solo recaudaron un 1,9% del todo el capital que se destino a la financiación de este tipo de entidades, y esto es algo extrapolable al resto de sectores de actividad.

En el caso de Europa, el 87% de toda la financiación de capital riesgo continúa siendo recaudada por fundadores hombres, mientras que la financiación recaudada por las fundadoras ha caído del 3% al 1% en el período de 2018 a 2022.

Otro factor que explica este fenómeno es la diferente actitud ante el riesgo que tienen las mujeres frente a los hombres. En líneas generales, las mujeres siempre se lo piensan más antes de poner en marcha un proyecto, porque quieren analizar todas las variables, y eso hace que tarden más en llegar al mercado, de forma que la creación de empresas por parte de mujeres es siempre algo más lenta.

En última instancia está la conciliación. Crear una startup exige horas y horas de dedicación, y muchas mujeres no están dispuestas a renunciar a su vida familiar a cambio de dedicar casi todo su tiempo a su trabajo. Aunque la conciliación y atender las responsabilidades familiares y del hogar debería ser cosa de hombres y mujeres, la estadística revela que algo más del 70% de las mujeres (a nivel europeo) realizan las tareas domésticas y de cuidado de la familia día a día, frente a poco más de un 30% de los hombres.

Pocas mujeres directivas en las startups

Hay pocas fundadoras de startups, pero también hay pocas mujeres liderando este tipo de empresas. Según el analista de mercados PitchBook, menos del 20% de los puestos de responsabilidad en este tipo de empresas están ocupados por mujeres. 

En el caso de los unicornios españoles, no hay ninguna CEO al frente de los proyectos. Como mucho, pueden encontrarse algunas mujeres al mando de la dirección financiera, pero su presencia es algo casi residual.

La cosa cambia en las startups que podrían llegar a la categoría de unicornios en el futuro. En algunas de ellas como Red Points o Clarity hay mujeres CEO al frente del proyecto, pero en estos casos la dirección financiera y tecnológica recae exclusivamente en hombres.

Esta situación es algo generalizado en el área tecnológica, no solo dentro de las startups. En este sector la diferencia entre sexos sigue siendo muy notable. Es cierto que la presencia de las mujeres en el sector tecnológico sigue siendo baja, ya que el número de féminas matriculadas en ingenierías y estudios relacionados con las TIC es inferior al 30% del conjunto de alumnos matriculados en estas disciplinas en toda España. Pero aquellas que sí están formadas y preparadas para trabajar en este sector resultan casi invisibles.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -