domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

Enagás: la ‘pelea’ por el hidrógeno tiene ADN español

No te pierdas...

El consejero delegado de la gasista, Arturo Gonzalo Aizpiri, defiende que el viaducto que transportará el hidrógeno de Barcelona a Marsella concuerda con las directivas climáticas europeas

“El principio de la independencia energética europea”, aseguraba la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von Der Leyen, en el día de la presentación con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el de la República de Francia, Emmanuel Macron, del proyecto H2Med en Alicante. 

Este es el futuro corredor submarino de energía entre Barcelona y Marsella cuyo arranque se prevé para 2030 y que se espera que sea capaz de transportar desde España dos millones de toneladas de hidrógeno verde al año, lo que representará el 10 % del total consumido por la Unión Europea.

Una apuesta para reforzar la seguridad energética y la autonomía del bloque comunitario en un contexto en el que Bruselas espera poder desconectar cuando antes de la Rusia en guerra de Vladímir Putin. 

Un proyecto que contribuirá a la neutralidad climática de Europa y permitirá a España «liderar el desarrollo de las energías renovables», en palabras del presidente Pedro Sánchez.  De hecho, un comunicado del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico tiene los datos en claro: «En 2050 se estima que el 20% de toda la energía en Europa será hidrógeno renovable”

¿Cómo se financiará?

Esto con una guerra sonando como telón de fondo, de la que se cumple el viernes justo un año, con consecuencias en muchos frentes, como el energético. Europa ha trabajado este tiempo para reducir su dependencia en esta materia de Moscú y España no se queda al margen. 

En la presentación de resultados de Enagás, su consejero delegado, Arturo Gonzalo, ha dejado claro que esperan tener un papel clave en la construcción del gasoducto H2Med y solo contemplan que traslade hidrógeno renovable, en contra de los intereses de Francia, que pretende comercializar su hidrógeno rosa, de origen industrial. 

Así, Gonzalo no descarta que algún comercializador de gas entre a formar parte del proyecto, pero insiste en que su compañía parte de una posición muy robusta.  

El corredor H2Med que unirá la Península Ibérica con Francia tendrá un coste estimado de 2.500 millones de euros. La mitad de ese precio podría ser sufragada con fondos europeos si se atienden los deseos de distintos operadores que han solicitado a la Comisión Europea (CE) considerar el corredor como Proyecto de Interés Comunitario.

Estos 2.500 millones, según calcula Enagás, se podrán financiar a través de tres vías diferentes: si se considera un proyecto de interés común, se podría pagar entre el 30% y el 50% de la inversión por Bruselas; por otro lado, se esperan ayudas de los Gobiernos que se beneficien de la infraestructura, mediante la asignación de costes transfronterizos, o bien, a través de las denominadas como open seasons para quienes tengan que pagar los peajes por parte de los usuarios finales que utilicen el tubo. 

Con todo y con ello, a día de hoy no existen en el mundo estándares de ingeniería (presión, temperatura o materiales) para construir hidroductos abre un gran número de incógnitas sobre el coste final del proyecto. 

Una esperanza que, fuentes financieras, consideran que podría venir bien a la cotizada española ante su papel en la transición energética. 

Más allá del hidrógeno

Transición energética que sigue siendo una quimera en Europa que se lanza ahora a por el suministro de gas natural licuado de Estados Unidos.  De hecho, hay que resaltar que España es una de las grandes apuestas comentarías en materia de renovables, unto con la energía eólica marina, por los recursos medioambientales y la apuesta públicoprivada

De hecho, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha firmado en los últimos días un memorando con el ministro de Energía de Países BajosRob Jetten, para reforzar la inversión en renovables y la transición energética. 

Por otro lado, la ministra para la Transición Energética y el Reto Demográfico defiende que la inversión del Gobierno en políticas hídricas, con una dotación total de 8.000 millones de euros en los últimos cinco años que, en palabras de la ministra, «supera a cualquier inversión en política hídrica que se haya hecho antes» y mejoras como el PERTE del Agua. «España sabe que el agua es un elemento crítico», sentencia. 

Según datos de Enagás, España ha cambiado su cartera de importaciones de GNL con Estados Unidos representando un 29% de las exportaciones, Argelia, un 24% y Nigeria, el 14%. Para este año, el gestor prevé que la situación se invierta, con un aumento del 11% en la convencional y un descenso del 22% para generación eléctrica.   Así, la demanda se estima que podría caer este año 2023 un 2%, pero la situación de la que hablan desde el IBEX es de “una enorme tranquilidad”. 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -