domingo, mayo 26, 2024
- Publicidad -

Las empresas españolas adoptan la IA y hacen crecer la economía

No te pierdas...

El margen de penetración de los sistemas de inteligencia artificial (IA) en las empresas españolas está creciendo rápidamente. Un fenómeno que está llevando a las organizaciones a mejorar su gestión y su producción y, a la vez, requiere del desarrollo de infraestructuras que ya están teniendo un importante peso sobre la economía en su conjunto.

La IA se presenta como un reto para las empresas, pero también como una gran fuente de oportunidades para agilizar y automatizar procesos. De forma que el talento humano pueda dedicarse a labores que aportan un mayor valor agregado y son fuente de beneficios.

Crece el número de empresas españolas que ya han integrado la IA en sus procesos

A finales de 2023, un 36% de las empresas españolas habían adoptado algún sistema de inteligencia artificial. Dato que refleja un crecimiento del 29% con respecto a los resultados registrados en septiembre de 2022.

De ellas, la gran mayoría están aplicando la IA en la automatización de procesos, eliminando con ello las tareas repetitivas que, hasta ahora, recaían en manos de los empleados. El 72% de las que ya han adoptado la IA, manifiestan que han aumentado sus ingresos, además de haber logrado mejoras en sus procesos empresariales, un ahorro de costes y una mayor eficiencia.

Por sectores, son el de la medicina, la educación y los servicios financieros los que más interés han mostrado en el uso de la inteligencia artificial. Por el momento, las grandes empresas son las que más están apostando por la IA, un 46%.

A pesar de los buenos resultados del último año en cuanto a penetración del IA en el sector empresarial, esta tecnología todavía tiene que enfrentar importantes trabas. Entre ellas, la falta de capacidades digitales de los empleados y la falta de centros de datos locales para darle soporte a la inteligencia artificial.

Muchas empresas destacan que les cuesta encontrar profesionales con un buen nivel de competencias digitales, y solo un 25% afirma que formar a sus empleados en este tipo de competencias les está resultando sencillo.

Según datos de la Comisión Europea, para 2030 habrá un déficit de ocho millones de profesionales de los 20 millones de especialistas en el sector TIC con los que se esperaba poder contar. De ahí que abordar la brecha de las capacidades digitales y democratizar la IA en Europa se haya convertido en uno de sus objetivos.

Aunque el avance de la inteligencia artificial plantea algunos importantes retos,  la mayoría de las empresas encuestadas, el 61%, cree que la IA va a transformar de forma sustancial, e incluso total, sus sectores de actividad a lo largo de los próximos cinco años. Y que acabará por generar más oportunidades que riesgos en el ámbito del trabajo y la seguridad laboral.

La influencia de la IA en el crecimiento de la economía

La tasa de adopción de la inteligencia artificial va a continuar creciendo en los próximos años. De hacerlo al ritmo actual, podría aportar unos 55.000 millones de euros a la economía para 2030, tal y como señala el estudio “Desbloqueando el potencial de la IA en Europa en la Década Digital”, elaborado por Stand Partners para Amazon Web Services (AWS).

Las empresas españolas tienen un alto conocimiento de la informática en la nube y el 70% de las encuestadas destacan la importancia de tener centros de datos en el país para poder desarrollar su actividad.

En el caso concreto de AWS, esta ha invertido más de 21.000 millones de euros en proyectos relacionados con la nube y la infraestructura digital, y planea seguir haciéndolo en el futuro.

El mercado de los data-centers está en plena expansión en la península. En Bilbao se ha inaugurado recientemente un centro de datos en el parque logístico Arasur, que tiene a Meta (Facebook) como su principal inquilino. También en el País Vasco se ha impulsado la puesta en marcha de otro centro de datos en el parque tecnológico Abanto-Zierbena.

En Castilla-La Mancha se están ultimando los detalles para la entrada en operación del centro de datos de Meta en Talavera de la Reina. Además, se van a construir otros dos macrocentros de datos en Torija y Recas.

Galicia, Comunidad Valenciana y Murcia también tienen en marcha diferentes proyectos, aprovechando en su caso la cercanía al mar para los futuros cables submarinos.

Destaca especialmente el caso de Aragón, que ha sido elegida por Amazon Web Services y Microsoft para la instalación de sus centros de datos. Por lo que respecta a Madrid y Barcelona, ambas ciudades incrementaron en 2023 su potencia instalada en centros de datos en un 56% y un 79%, respectivamente.

El impacto transformador de la inteligencia artificial

Aunque todavía tiene mucho margen de desarrollo, la IA está impulsando la innovación y generando importantes oportunidades para el desarrollo empresarial.

Uno de sus principales usos está relacionado con la automatización de procesos. Esta tecnología permite automatizar tareas repetitivas, de manera que los trabajadores pueden dedicar su jornada a actividades de tipo estratégico, productivo o creativo, que tienen más valor.

A través de la inteligencia artificial las empresas pueden personalizar la experiencia de sus clientes y brindarles atención 24/7. Los chatbots, en combinación con los sistemas de recomendación, son capaces de resolver dudas y ofrecer productos o servicios relevantes para cada tipo de consumidor, lo que incrementa las posibilidades de conseguir una venta.

La IA también se está utilizando para optimizar la cadena de suministro. Los sistemas actuales permiten predecir la demanda y mejorar la gestión del inventario, así como optimizar las rutas de entrega para hacerlas más rápidas y económicas. De esta forma, las empresas consiguen reducir los tiempos de espera, minimizar los costes asociados al almacenamiento y mejorar la satisfacción de sus clientes, porque consiguen una entrega más rápida y eficiente.

Otro campo de aplicación de la IA en el ámbito empresarial es el análisis de datos avanzados. Esta tecnología puede revisar millones de datos de manera rápida y precisa, creando informes sencillos de entender que facilitan la toma de decisiones.

Los algoritmos de aprendizaje automático son capaces de identificar patrones y tendencias a través de los datos, lo que ayuda a las empresas a adelantarse a los cambios que están por llegar en el mercado y estar mejor preparadas para cuando estos se produzcan.

Los sistemas de inteligencia artificial son, además, grandes aliados dentro del campo de la innovación y el desarrollo. Porque pueden ayudar en la creación de nuevos productos o servicios, dando lugar a novedades que satisfacen mejor las necesidades del mercado.

Por todo ello, los expertos creen que la inteligencia artificial liderará la inversión tecnológica de las empresas para 2025. 

Las grandes empresas tecnológicas ya se están preparando y están abordando el desarrollo de la IA a través de grandes áreas como son el razonamiento, el entendimiento y la interacción. El razonamiento se utiliza en aplicaciones que son capaces de extraer información relevante de los datos que se le han proporcionado. El entendimiento ayuda en la interpretación de los datos, mientras que la interacción se orienta a cambiar la forma en la que los usuarios se relacionan con los dispositivos electrónicos.

En el caso de Microsoft, su interés en el desarrollo de la IA se centra en el aprendizaje automático, que es una rama de la inteligencia artificial que estudia la forma en la que las máquinas aprenden y son capaces de desarrollar nuevas funcionalidades y aplicaciones.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -