domingo, abril 21, 2024
- Publicidad -

Los hosteleros califican la Semana Santa de “catastrófica”

No te pierdas...

Hace unos días las previsiones en cuanto al consumo en bares y restaurantes durante la Semana Santa hablaban de un incremento medio en la facturación de un 10% con respecto a 2023. Pero los efectos de la borrasca Nelson han impactado notablemente en el volumen de clientela y de gasto medio en los establecimientos de hostelería.

En ciudades como Sevilla y Jerez se ha dado el apelativo de catastrófica a la pasada Semana Santa, porque las lluvias han impedido la celebración de procesiones y, con ello, ha disminuido de forma notable la presencia de gente en las calles. Además, la lluvia constante ha impedido a muchos establecimientos hacer uso de sus terrazas para atender a los clientes.

Los efectos de la borrasca Nelson

La presencia de la borrasca Nelson sobre la península ha traído consigo varios días seguidos de lluvias generalizadas en todo los territorios. 

Un comunicado de Hostelería de España confirma que esta situación climatológica ha sido la responsable de múltiples cancelaciones y faltas de reservas a última hora. La organización explica que: “se ha roto, así, la tendencia de evolución positiva del primer trimestre, que siguió marcando cifras récord por la recuperación del turismo internacional y de la confianza de la demanda nacional”.

Los locales de pequeñas dimensiones, muchos de ellos ubicados en zonas costeras, que dependen de sus terrazas para poder atender a un mayor número de clientela, han sido los principales damnificados por la situación. En cambio, los establecimientos más grandes situados en áreas urbanas, han podido salvar mejor la situación.

El sector turístico que sí se ha visto beneficiado por la situación es el relacionado con los deportes de invierno. La vuelta de la nieve ha aumentado la afluencia en las estaciones de esquí, y la ocupación a pie de pista ha sido del 100% en muchas de ellas. Además, la nieve de primavera permitirá a algunas estaciones prolongar su actividad algunas semanas más.

Los hoteleros sevillanos facturan un 50% menos

Desde la Asociación de Hosteleros de Sevilla y Provincia han expresado su preocupación por el impacto negativo de las lluvias durante los días de Semana Santa y han manifestado que: “en la que tradicionalmente ha sido una de las fechas anuales claves para el sector, la facturación durante esta semana ha experimentado una dramática disminución del 50% de media en comparación con el año anterior, como resultado directo de las persistentes lluvias que han azotado la ciudad y sus alrededores”.

El impacto ha sido especialmente fuerte en los bares de pequeño tamaño que no han podido montar la terraza en el exterior, en los que se ha registrado un descenso de la facturación de hasta el 70% en comparación con la Semana Santa del año pasado.

Los resultados han sido similares en otros lugares de España. La Asociación de Hostelería, Turismo y Alojamientos de Segovia (HOTUSE) ha confirmado que el mal tiempo ha sido el responsable de las malas cifras del sector turístico. Las cancelaciones comenzaron el Domingo de Ramos y no se han recibido las clásicas reservas de última hora.

Se estima que los restaurantes segovianos han facturado hasta un 30% menos que en la Semana Santa de 2023, y la facturación en los hoteles ha descendido un 20%, a pesar de registrar un nivel de ocupación cercano al 80%.

Con menos ingresos, pero con más gastos

El problema del descenso en la facturación se ve agravado por el incremento en los costes de aprovisionamiento.

Para poder atender a un mayor número de clientes, los establecimientos de hostelería y restauración han reforzado sus plantillas y aumentado su stock de productos. Un gasto que ha sido superior al de otros años, debido a la subida generalizada de precios provocada por la inflación.

Hostelería de España destaca que muchos negocios van a pasar un mes complicado, porque se han multiplicado los gastos y la ganancia obtenida no logra cubrirlos. No obstante, se espera que el puente de mayo pueda revertir en parte esta situación.

El comunicado de la entidad concluye que: “a pesar de este paréntesis en la buena evolución de la actividad, marcado por la inestabilidad del clima, en los meses que vienen se espera que se recupere la buena evolución que se venía manteniendo en el inicio del año”.

Aunque la Semana Santa no ha sido tan buena como se esperaba, las previsiones hablan de un gasto total de 32.000 millones de euros por parte de los turistas a lo largo del primer cuatrimestre.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -