martes, mayo 21, 2024
- Publicidad -

La brecha salarial de género se incrementa con la edad

No te pierdas...

En los últimos años se han producido importantes avances en la igualdad de género. Diferentes normas nacionales y de ámbito europeo han permitido a las mujeres vencer el “techo de cristal” y acceder a puestos de responsabilidad en empresas de todo tipo.

A pesar de ello, la brecha salarial de género continúa siendo una realidad que se agrava a medida que las trabajadoras y los trabajadores cumplen años. 

Más mujeres trabajadoras, pero con menos sueldo

2023 fue un año de cifras récord para España en materia de empleo. A final de año habría 20,8 millones de personas trabajando, de las cuales, 9,8 millones eran mujeres. Esto supone que un 47,3% de la fuerza laboral era femenina, según datos de la Seguridad Social y del Servicio Público de Empleo (SEPE).

Elma Sainz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones declaró que “nunca antes ha habido tantas personas trabajando en el país”. Destacando especialmente la situación del empleo femenino, que ha pasado de poco más de seis millones de afiliadas a la Seguridad Social a principios de siglo, a casi 10 millones en 2023.

Sin embargo, las estadísticas siguen destacando que las mujeres se ven más afectadas por el desempleo cuando hay una situación de crisis económica. Están más expuestas a la temporalidad, a los contratos a tiempo parcial y, por lo general, sus salarios suelen ser más bajos que los de sus compañeros hombres.

Aunque se ha avanzado en materia de igualdad, los datos demuestran que la maternidad sigue siendo un condicionante a la hora de progresar en la carrera profesional.

La brecha salarial se sitúa en los 5.000 euros

De media, las mujeres cobran 5.000 euros menos al año que sus compañeros hombres que ocupan un mismo puesto. Una brecha que se va incrementando a medida que se cumplen años.

En el caso de las trabajadoras menores de 18 años, estas cobran de media 619 euros menos al año que sus compañeros varones. Pero superada la barrera de los 65 años la brecha llega hasta los 10.442 euros anuales.

Los especialistas destacan que este fenómeno se explica porque la brecha se agranda en las franjas en las que se dedica más tiempo a la crianza de los hijos y el cuidado de los mayores, que suele ser entre los 36 y los 45 años.

Aunque cada vez hay más hombres que asumen estas responsabilidades, son mayoritariamente las mujeres las que hacen ajustes en su tiempo de trabajo, o incluso renuncian a su carrera, para cuidar de la familia. De esta forma, cuando quieren volver al mercado laboral, su salario es más bajo del que sería si hubieran seguido trabajando con regularidad.

Esto provoca que la brecha salarial entre mujeres y hombres sea de un 13,1% en la franja de los 26 a los 35 años. Pero en la franja de los 36 a los 45 años asciende hasta el 23,8%. Y sigue ascendiendo con la edad porque, en el caso de las trabajadoras mayores de 65 años, la diferencia salarial con respecto a los hombres es del 61,6%.

Existe, además, una gran diferencia entre el número de trabajadoras con contrato a tiempo parcial frente al número de hombres que no trabajan a jornada completa. Hasta un 16,5% de las mujeres reconocen acogerse a este tipo de jornada para compaginar su vida profesional con el cuidado de la familia, frente a un 3,4% de hombres que manifiestan estar en la misma situación. Para la Agencia Tributaria, esta disparidad entre el número de horas trabajadas es otro de los factores que explica que la brecha salarial de género se amplíe con la edad.

La brecha salarial por sectores

El sector de la construcción y de actividades inmobiliarias es el que tiene una brecha salarial de género más reducida. De unos 983 euros anuales de media. Apreciándose una total igualdad para el grupo de 26 a 35 años.

No obstante, la escasa presencia de mujeres en este sector, hace que esta igualdad salarial no tenga un impacto significativo en los resultados globales.

En el extremo contrario se sitúan las entidades financieras y las aseguradoras, donde la brecha salarial alcanza los 15.913 euros anuales. Le siguen el sector de la información y la comunicación con una brecha de 8.096 euros al año, y el sector de los servicios a empresas, donde las mujeres cobran de media 6.940 euros menos al año que sus compañeros.

Más de 32 días al año trabajados “gratis”

Analizando los datos de salario por hora, en 2023 las mujeres cobraban en España un 8,9% menos por hora de trabajo que los hombres. Esto implica que trabajaron “gratis” un total de 32,48 días. Por cada euro ingresado por un hombre, una mujer en un puesto equivalente percibió 91,1 céntimos.

La situación es todavía más preocupante si se analizan los datos globales de la Unión Europea. En 2023, las mujeres cobraron de media un 12,7% menos por hora que sus compañeros hombres. Por cada euro ganado por un hombre, una mujer ingresó 87 céntimos. Lo que supone que trabajaron “gratis” un total de 46 días.

La Comisión Europea declaró el 15 de noviembre de 2023 como el Día de la Igualdad Salarial, para concienciar sobre el hecho de que, en comparación con los hombres, las trabajadoras europeas iban a trabajar gratis desde ese día hasta final de año.

España está situada en el séptimo lugar dentro del ranking de los países europeos con las brechas salariales más bajas entre hombres y mujeres. Para seguir avanzando en esta materia, los sindicatos confían en que la Directiva Europea que refuerza el principio de igualdad de retribución entre hombres y mujeres por un mismo trabajo o por un trabajo de igual valor, se transponga a la normativa interna antes de mayo de 2026. Una vez que forme parte del ordenamiento jurídico español, las empresas tendrán que asumir nuevas obligaciones para garantizar la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Medidas para promover la igualdad salarial

Desde hace tiempo los Poderes Públicos están adoptando medidas para reducir la brecha salarial. Para conseguir la equidad total las mujeres deberían cobrar un 24,8% más.

Al ritmo actual, a pesar de la adopción de medidas, los expertos creen que se tardarán unos 25 años en conseguir acabar con la brecha salarial por género. Para los especialistas, es necesario seguir trabajando en romper el techo de cristal, porque una promoción profesional basada en criterios de igualdad puede hacer mucho para reducir la brecha salarial.

Esto requiere de una mayor participación de la mujer en el ámbito laboral, pero también una mayor implicación de los hombres en el cuidado de la familia y del hogar. 

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -