martes, mayo 21, 2024
- Publicidad -

La demanda de petróleo seguirá hundiéndose en 2024

No te pierdas...

A principios de 2023, la OPEP empezó a aplicar restricciones en la producción diaria de barriles de petróleo. Situación que llevó a un incremento de precios en el mercado que fue especialmente apreciable durante el pasado verano

Pero, desde el mes de septiembre, se han producido cambios en el mercado. En aquel momento los especialistas no descartaban que el barril de Brent alcanzara un precio de 100 dólares en el mercado hacia final de año, mientras que en el momento actual apenas ha superado los 80 dólares en las últimas semanas.

La reducción de la producción por parte de los países de la OPEP ha chocado de frente con el incremento productivo en otros países y, a la vez, con la bajada de la demanda a nivel internacional.

En Europa la producción lleva meses estancada, provocando que la demanda de petróleo esté a la baja. Tanto es así, que en las últimas semanas los petroleros están teniendo que esperar varios días en puertos tan importantes como el Róterdam para poder ser descargados. Porque apenas queda espacio para almacenar barriles de petróleo.

La IEA rebaja la previsión de producción diaria

De cara al próximo año, la Agencia Internacional de la Energía (IEA por sus siglas en inglés) ha rebajado las expectativas de producción diaria en casi 400.000 barriles. Porque se prevé que la demanda continúe bajando.

En los últimos meses, la demanda ha pasado de 2,8 millones de barriles diarios en el tercer trimestre a 1,9 millones de barriles diarios en este cuarto trimestre. Situación que es previsible que se mantenga a lo largo del próximo año, causando una ralentización en el sector.

La estimación es que las ganancias mundiales derivadas del comercio de petróleo se reduzcan a la mitad. No solo por la bajada de la demanda en el sector industrial, también por otros factores como el incremento del número de vehículos eléctricos en detrimento de los de combustión.

La posición dominante de Estados Unidos

A pesar de la bajada de la demanda, Estados Unidos ha estado reforzado su producción. El número de barriles que es capaz de producir en un solo día, casi supera ya a la producción conjunta de Rusia y Arabia Saudí. De hecho, se espera que en 2024 se convierta en el mayor productor a nivel mundial.

Otros países como Brasil y Guyana están aumentando de forma evidente su producción, superando los récords que habían marcado hasta ahora. Fenómeno que dará lugar a más oferta en el mercado y a una previsible caída de los precios.

El papel de la OPEP en el mercado del petróleo

El cártel de productores de petróleo empieza a dar signos de debilitamiento. A medida que van apareciendo nuevos países productores de petróleo y que incluso algunos miembros de la OPEP se resisten a ajustar su producción a la baja, la entidad pierde fuerza en el escenario internacional.

Un reciente informe elaborado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha puesto de manifiesto que estamos en un momento en el que la oferta de crudo disponible en el mercado es insuficiente para cubrir la alta demanda existente. Algo que, para los analistas, no encaja con los indicadores de los mercados.

Frente al recorte en la demanda que prevé la IEA para el próximo año, la OPEP tiene unas altas expectativas de crecimiento de la demanda. De ahí su decisión de seguir recortando la producción, para impulsar los precios hacia arriba.

Para los expertos, este informe de la OPEP coincide más con sus deseos que con lo que está ocurriendo en la realidad. Porque no hay ningún indicador que avale los datos defendidos por el cártel.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -