sábado, febrero 24, 2024
- Publicidad -

La campaña del aceite de oliva arranca con caída en las ventas

No te pierdas...

El sector del aceite de oliva está atravesando un momento difícil. La sequía se ha convertido en un problema persistente, y esto está provocando que las cosechas no sean tan abundantes como lo eran tres o cuatro años atrás. En consecuencia, el precio de este producto está subiendo.

El precio del litro de aceite de oliva virgen extra ha crecido más de un 60% en comparación con el que tenía en 2022. Superándose en algunos casos el precio de 10 euros por litro.

No solo el aceite de oliva sube, también muchos otros alimentos básicos han incrementado su precio en los últimos meses. Fenómeno que ha llevado a los consumidores a cambiar sus hábitos, y que ha afectado al volumen de ventas de un producto esencial dentro de la dieta mediterránea.

La campaña 2022-2023 ha cerrado con menos ventas

El pasado mes de septiembre finalizaba la campaña del aceite de oliva 2022/2023. En este período, se vendieron un total de 268,53 millones de litros.

En comparación con los 308,52 millones de litros vendidos en la campaña anterior, estas cifras suponen un descenso del 12,96% en las ventas. Según datos aportados por la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac).

El aceite intenso es el que más ventas ha perdido, con una rebaja del 19,47% con respecto al año anterior. Le sigue el aceite de oliva suave, con unas ventas un 16,87% inferiores a las de la anterior temporada.

El producto estrella, el aceite de oliva virgen extra, vendió en la pasada campaña un 12,62% menos que en la de 2021/2022.

Las que si experimentaron un repunte fueron las ventas de aceite de oliva virgen, con un crecimiento del 11,34%.

Las cifras del aceite de girasol también han estado a la baja. En la campaña finalizada, sus ventas se han reducido un 6,97% con respecto a la anterior. En total, se han vendido 259,43 millones de litros.

La nueva campaña arranca con menos ventas

La campaña del aceite de oliva 2023/2024 comenzó el pasado mes de octubre. En comparación interanual, durante este mes se vendieron un 37% menos de aceite que en octubre de 2022. El total de ventas en este primer mes ha sido de 18,5 millones de litros.

Es el aceite suave el que más ha acusado la caída de las ventas, con un 50% menos en comparación interanual. Seguido del aceite virgen extra, con una caída del 37%, y del intenso, que vendió en octubre de 2023 un 15% menos que en el mismo mes del año anterior. De nuevo, solo el aceite de oliva virgen registra un incremento en las ventas.

Tampoco ha sido un buen arranque de campaña para el aceite de girasol, que ha perdido un 2% en comparación internual.

Otros aceites vegetales aceleran sus ventas

A medida que baja la demanda de aceite de oliva y de aceite de girasol por lo que han subido sus precios en el último año, crece la de otros aceites vegetales.

En los últimos meses, los consumidores están cambiando sus hábitos y están poniendo en la cesta de la compra variedades que antes eran minoritarias. Como ocurre con el aceite de orujo y el aceite de semillas.

En la campaña 2022/2023, del aceite de orujo se vendieron 18,21 millones de litros, un 5,31% más que en el año anterior. Si bien, este producto sigue destinándose casi en su totalidad a la exportación.

El aceite de semillas ha sido uno de los grandes beneficiados por el cambio de hábitos de consumo. En la campaña del año pasado se vendieron 90,44 millones de litros, un 53,58% más que en la anterior.

De cara a esta campaña, se espera que estos aceites sigan ganando protagonismo en el mercado, y posicionándose como alternativas al aceite de oliva y al de girasol.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -