miércoles, febrero 21, 2024
- Publicidad -

El aceite de oliva español empieza a acusar la bajada de ventas

No te pierdas...

La campaña 2022/2023 del aceite de oliva será recordada como una de las peores para los consumidores, con subidas de precio que han superado la barrera del 60%. De hecho, el aceite de oliva tiene el dudoso honor de ser el producto de primera necesidad cuyo precio más se ha incrementado en los últimos 12 meses.

La subida de los costes de producción y la sequía han provocado que las cosechas de los últimos años hayan sido más reducidas de lo habitual, impulsando el precio del aceite hacia arriba.

Para muchos consumidores, comprar una botella de aceite de oliva en el supermercado se ha convertido casi en un lujo, ya que no solo este producto se ha encarecido. La mayoría de los alimentos básicos suman ya 18 meses consecutivos de incremento de precios.

Por eso, los consumidores han empezado a buscar alternativas. El aceite de orujo ha experimentado un crecimiento de sus ventas de un 19% en comparación interanual entre los meses de mayo y agosto.

Además, se aprecia una mayor disposición de los consumidores a adquirir aceites de oliva procedentes de otros países como Grecia o Italia.

Caen los precios al por mayor

Según los datos que maneja la Comisión Europea, esta situación ha provocado que los precios al por mayor del aceite de oliva hayan descendido por primera vez en un año.

El precio del aceite de oliva virgen extra, con una acidez máxima de 0,8º, acumula ya tres semanas consecutivas de descenso en el mercado mayorista. Descensos que se sitúan entre un 2,5% y un 5%.

A pesar de ello, la bajada no es demasiado significativa, puesto que entre enero y septiembre la cotización de este producto se había disparado un 120%. Pasando de precios de unos 4 euros el kilo a casi 9 euros el kilo.

Menos ventas en el mercado interior

Datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación han puesto de manifiesto que el sector del aceite de oliva ha perdido un 35,4% de su negocio en el mercado interior con respecto a la campaña anterior.

Entre enero y agosto se vendieron 170,6 millones de litros, lo que supone un 17,3% menos que durante el mismo período del año pasado.

También las exportaciones se han resentido por el incremento constante del precio del aceite de oliva. La cuota de mercado de este producto a nivel europeo ha perdido 17 puntos entre 2022 y 2023, según datos de la Comisión Europea.

Deoleo pierde casi 10 millones de euros en un semestre

Deoleo, grupo líder mundial en el sector del aceite de oliva, ha perdido 9,7 millones de euros durante el primer semestre del año, al descender sus ventas un 22%.

La compañía no prevé que pueda haber una normalización de la situación en los próximos meses, y cree que los precios del aceite de oliva continuarán subiendo en lo que resta de año. Subida que afectará especialmente a los aceites de mayor calidad.

Las estimaciones de la Unión Europea para la cosecha de este año no invitan al optimismo. Se ha calculado que la producción mundial será de 2,5 millones de toneladas de aceite de oliva, lo que supone una reducción del 24% con respecto a las cifras obtenidas en las últimas cinco campañas. La reducción de las cosechas afectará especialmente a los países europeos, donde las cosechas pueden estar hasta un 40% por debajo de lo que se considera normal. Fenómeno que se explica por la subida de los costes de producción y también por la sequía.

En España, el Ministerio de Agricultura estima que la producción de aceite de oliva en la campaña 2023/2024 alcanzará las 765.000 toneladas, lo que está un 34% por debajo del promedio de las últimas cuatro temporadas.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -