martes, abril 16, 2024
- Publicidad -

El precio del gas natural está en constante aumento por la guerra

No te pierdas...

Los países de Oriente Medio son grandes exportadores de petróleo y gas. Por eso, desde que estalló el conflicto entre Israel y Gaza, los expertos han estado analizando cómo podría afectar la situación a la economía en su conjunto.

Los conflictos bélicos en el siglo XXI, aunque focalizados en un determinado territorio, son capaces de extender sus efectos más allá de los lugares en los que se libran las batallas. Claro ejemplo es la guerra entre Rusia y Ucrania, que ha venido provocando alzas en los precios del petróleo, del gas, de los cereales, e incluso de los fertilizantes, contribuyendo a que la inflación se haya descontrolado en el último año.

En el caso de la guerra entre Israel y Gaza, los especialistas se muestran preocupados por la posibilidad de que el conflicto se extienda por la región. Porque esto podría dar lugar a una crisis del petróleo como no se ha vivido desde los años 70 del siglo pasado.

Cuando no han transcurrido ni 15 días desde el comienzo de las hostilidades, tanto el gas natural como el petróleo han visto crecer sus precios de forma muy rápida.

Menos gas y a un mayor precio

Hace unos días el Gobierno israelí anunció su decisión de cancelar la producción de gas natural en el yacimiento de Tamar. Decisión que tomó por seguridad, ya que el yacimiento podría convertirse en un punto estratégico para el ataque de Hamas.

Chevron, que es la compañía encargada de explotar Tamar, ha tenido que suspender de forma temporal sus operaciones en la región.

Las consecuencias se han dejado notar fuera de las fronteras israelíes, donde a finales de la semana pasada el precio del gas ya se había incrementado un 5,6%.

El petróleo ha seguido un camino similar, registrando subidas de más del 5% durante la primera semana de conflicto. Alcanzando precios cercanos a los 90 dólares por barril de Brent.

Fenómeno que se produce justo cuando el precio del petróleo había bajado un 10% tras la flexibilización de las exportaciones rusas, algo que ya se estaba notando en el precio de los combustibles.

El precio de la luz se dispara

El gas natural es una de las principales materias primas empleadas para obtener energía. Su rápido incremento de precio está afectando al precio que pagan los consumidores por la luz.

El pasado lunes se llegó a pagar hasta 141,05 euros por megavatio hora, lo que supone un incremento de algo más del 42% con respecto al precio al que estaba pagando la electricidad el día que comenzó el conflicto entre Israel y Gaza.

Al conflicto hay que sumarle la rotura de un gasoducto en Finlandia que podría no volver a estar operativo hasta principios de 2024, algo que también contribuye a que el precio que hay que pagar por el gas natural, y por la luz, sea mayor del registrado en los últimos meses.

Sin aplicación de la excepción ibérica

De media, este mes de octubre la electricidad se está pagando a 115,7 euros el megavatio hora, en comparación con los 143,08 que se pagaban en octubre de 2022.

Con la puesta en marcha de la excepción ibérica, la diferencia de precio entre este año y el anterior debería ser mayor. Lo que ocurre es que el mecanismo no se ha aplicado desde el mes de febrero por haber estado el precio del gas natural por debajo de los umbrales fijados para su aplicación.

Los nuevos incrementos del precio del gas por el conflicto en Oriente Medio podrían hacer que la excepción ibérica volviera a aplicarse, contribuyendo así a moderar el precio de la luz. No obstante, está previsto que la medida se agote el próximo 31 de diciembre.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -