domingo, mayo 19, 2024
- Publicidad -

La vivienda absorbe más del 40% de los ingresos de los hogares

No te pierdas...

La subida de los tipos de interés aplicable a las hipotecas variables, y el constante incremento que han venido experimentado los precios de los alquileres en el último año, han provocado que los hogares tengan que dedicar en torno a un 40% de sus ingresos para sufragar el gasto de tener una vivienda.

Según los indicadores del Banco de España, las familias destinan un 38,9% de sus ingresos brutos anuales al pago de la hipoteca. Cifra que representa el mayor nivel desde septiembre de 2011, cuando se alcanzó el 39,7%.

Este porcentaje está lejos del recomendado por las propias autoridades bancarias. Según estas, una persona no debería dedicar más del 30-35% de su renta al pago de la vivienda, ya sea en régimen de propiedad o de alquiler.

Las hipotecas continúan encareciéndose

En comparación con los datos del segundo trimestre de 2022, las familias destinan ahora un mayor porcentaje de su renta al pago de la hipoteca. Y eso a pesar de que para acceder a un préstamo hipotecario hay que abonar previamente el 20% del coste del piso o la casa.

Los expertos contextualizan este fenómeno en la subida de los tipos de interés que viene aplicando el Banco Central Europeo (BCE) desde julio de 2022.

Con el fin de contener la inflación, los tipos de interés han pasado en un año de estar en negativo al 4,5%, lo cual ha afectado de manera directa al euribor.

La tensión inmobiliaria está disparando los precios de la vivienda en muchas ciudades en las que ya apenas queda espacio libre para construir. El hecho de que el precio de partida de las casas sea más caro, unido a que los tipos de interés están muy elevados, incrementa de forma notable el esfuerzo que hay que realizar para ser propietario de una vivienda.

En tiempo total, los españoles deben destinar unos 7,6 años de salario completo para pagar su vivienda.

Más alquiler y menos propiedad

La situación en el mercado inmobiliario está rebajando el interés de los ciudadanos en adquirir una vivienda en propiedad.

Esto afecta especialmente a los más jóvenes, que ven como algo imposible poder llegar a ser propietarios de su propia vivienda y ya no tienen interés en aspirar a ello. Así se desprende de la Encuesta de Características Esenciales de la Población y Viviendas elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según este estudio, entre 2011 y 2021 el porcentaje de hogares con una hipoteca ha descendido del 32,9% al 26,4%. Por el contrario, la tendencia a vivir de alquiler ha pasado del 13,5% al 15,9% en el mismo período.

Crece el peso del alquiler en el gasto mensual

La situación en el mercado del alquiler ha dado lugar a un incremento de los precios en la gran mayoría de las ciudades. Aumento de precio que ha sido especialmente rápido en los últimos meses.

Según el estudio del INE, hay unos 481.000 hogares que destinan más del 40% de sus ingresos netos al pago del alquiler. Esto representa un 16% de las personas que viven de alquiler.

En las áreas tensionadas, el precio de los alquileres se ha disparado a máximos históricos. Un ejemplo claro es el de Barcelona, donde el alquiler medio se disparó a finales de 2022 por encima de los 1.066 euros al mes.

Situaciones como esta provocan que unas 200.000 familias estén pagando más de 1.000 euros al mes por el alquiler de la vivienda en la que residen.

Por el momento, ni la Ley de Vivienda ni las medidas para regular por los alquileres han conseguido mejorar de manera significativa esta situación.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -