martes, mayo 21, 2024
- Publicidad -

La energía hace repuntar la inflación

No te pierdas...

La inflación en España experimentó varios meses consecutivos de bajadas durante el primer semestre, pero los expertos ya advirtieron en su momento que la situación podría cambiar de cara al segundo semestre del año, y así está siendo.

En julio y agosto ya se apreciaron repuntes y, en los datos adelantados de septiembre por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se puede apreciar una subida de casi un punto, hasta situarse en el 3,5%.

El constante incremento de los precios de la energía en las últimas semanas es la principal causa de este fenómeno.

Por el contrario, la inflación subyacente ha caído tres décimas, situándose en el 5,8%.

La subida del precio del petróleo impulsa la inflación

Desde comienzos de verano el precio de los combustibles ha estado al alza de manera continuada.

Rusia y Arabia Saudí, dos de los principales productores mundiales, llevan varios meses reduciendo su producción. Recientemente, Arabia Saudí ha confirmado que reduce su producción de barriles de petróleo todavía más. Situación que está causando tensiones en el mercado.

Algunos expertos ya han vaticinado que el barril de Brent podría llegar a estar por encima de los 100 dólares antes de que finalice el año.

Los combustibles son productos de uso común tanto para las empresas como para los consumidores. Si sube su precio se incrementan a la vez los costes de producción, provocando que el precio de los productos finales que llegan a manos de los consumidores sea más elevado.

¿Por qué ha subido el precio de la energía?

Otro de los principales causantes del repunte de la inflación es el incremento del precio de la energía, que también acumula ya varias semanas seguidas de crecimiento.

El precio de la energía al por mayor empezó a experimentar fuertes subidas en 2021, y se agravó con la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Dado que la Unión Europea importa una gran parte de la energía que consume, la subida de precios ha afectado al conjunto de la ciudadanía europea.

Entre diciembre de 2020 y diciembre de 2021, el precio de las importaciones de energía en la zona euro creció algo más del doble.

Las fuertes olas de calor que vivió Europa en 2022 tampoco contribuyeron a paliar la situación. Con mayor demanda energética, el precio de la energía subió de nuevo.

Desde principios de este 2023 se venía apreciando una ligera bajada en el precio de la energía, pero el verano ha acabado con esta tendencia.

Una mayor demanda, unida a una menor oferta energética en el mercado por las sanciones impuestas a Rusia, genera un incremento de precios que podría mantenerse durante el invierno, época en la que el consumo energético es mayor.

Una inflación más alta de la esperada

Durante meses, España se ha mantenido como uno de los países de la Unión Europea con menor tasa de inflación, y sigue en esos puestos a pesar de la subida experimentada en verano.

No obstante, ante las últimas subidas consecutivas del IPC, el Banco de España ha revisado al alza sus previsiones de inflación tanto para este año como para el que viene.

El organismo prevé una tasa de inflación del 3,6% para este 2023, y eleva la estimación de 2024 hasta el 4,3%.

Bruselas también coincide con esta previsión de inflación para España, pero lo que sí ha corregido es la de crecimiento económico, que se eleva hasta el 2,2%. En el caso del Banco de España, su estimación de crecimiento para 2023 está fijada en el 2,3%.

En ambos casos, esto supondría una mejora respecto a 2022, cuando el crecimiento económico fue de un 1,9%.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -