martes, febrero 20, 2024
- Publicidad -

El BCE regresa de sus vacaciones y sube los tipos de interés

No te pierdas...

Tras un mes de agosto en el que no ha habido sobresaltos económicos porque el BCE estaba en su período vacacional, la vuelta al trabajo ha llegada marcada por el anuncio de una nueva subida de los tipos de interés.

Los avances conseguidos en los últimos meses a nivel europeo en la lucha contra la inflación, no son suficientes para el Banco Central Europeo. La propia Christine Lagarde ha reconocido que la inflación continuará en niveles muy altos durante bastante tiempo, lo que justifica las medidas que está adoptando el Eurobanco.

Los tipos más altos en dos décadas

La nueva subida de 0.25 puntos deja los tipos de interés en un 4,5%, su valor más alto desde mayo de 2001.

Según el comunicado emitido por el BCE, los tipos han alcanzado un nivel que, sostenido durante un tiempo lo suficientemente largo, pueden lograr que la inflación descienda hasta el punto objetivo (un 2%).

La institución no ha declarado expresamente que esta sea la última subida de tipos de interés, pero muchos creen ver en las palabras del comunicado su intención de que la de este mes de septiembre sea la última.

En España, Nadia Calviño, vicepresidenta primera en funciones, ha mostrado su deseo de que esta subida de tipos de interés sea la última.

Críticas al BCE

Algunas voces afirmaban que la subida de tipos de interés anunciada el pasado mes de julio iba a ser la última y definitiva. Pero la subida de la inflación en la zona euro a lo largo del verano ha llevado al BCE a aplicar un nuevo incremento. Por eso, hay quien duda de que no haya más subidas en el futuro.

Las voces más críticas con el BCE tachan su decisión de hoy como «una mala noticia». Porque encarecer la financiación es algo que perjudica directamente a las familias y a las empresas, especialmente a las más pequeñas.

Con la inflación de nuevo en subida y los tipos de interés al alza, empresas y ciudadanos pierden poder adquisitivo, y muchos ya están al límite de lo que pueden aguantar.

Las subidas de precios no paran

Tras unos meses de estabilización y bajadas, el IPC ha terminado el verano al alza en toda la eurozona. En España la inflación subió en agosto un 2,6%, a pesar de que sigue siendo uno de los países europeos con la inflación más baja.

La previsión del BCE es que la inflación se mantenga a largo plazo, porque los precios no terminan de encontrar la senda de la moderación.

Los combustibles acumulan ya más de siete semanas consecutivas de incremento de precio, y no se prevé un cambio de tendencia a corto plazo. Porque las tensiones en el mercado internacional están haciendo disminuir la oferta, mientras que la demanda crece. Tanto en Arabia Saudí como en Rusia llevan 10 meses reduciendo sus niveles de producción, y es ahora cuando el mercado empieza a notarlo.

La subida del crudo implica, a su vez, un alza en el precio de la energía. En este sentido, los especialistas ya avisan de una revisión hacia arriba de los precios de la energía para finales de 2023 y los primeros meses de 2024.

Por lo que respecta a los alimentos, los productos básicos continúan subiendo a un ritmo del 10%, haciendo que llenar la cesta de la compra sea cada vez más caro.

Otras consecuencias de la subida de los tipos de interés

Nada más hacerse pública la noticia de la nueva subida de los tipos de interés en Europa, el euro se ha depreciado ligeramente con respecto al dólar.

Se espera, además, que el euribor también experimente una nueva subida que afectará a quienes tienen una hipoteca con tipo de interés variable.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -