sábado, mayo 18, 2024
- Publicidad -

Las causas que pueden hacer perder el subsidio para mayores de 52 años

No te pierdas...

El subsidio o ayuda para mayores de 52 años es una prestación del Servicio Público de Empleo (SEPE) para aquellas personas que, habiendo rebasado esa edad, hayan agotado la prestación contributiva por desempleo y no tengan derecho a percibir ningún otro subsidio.

Una de sus características más destacables es que se puede percibir hasta llegar al momento de la jubilación y que cotiza de cara a la pensión de jubilación.

En la actualidad, este subsidio lo perciben algo más de 400.000 personas, que están obligadas a realizar una declaración anual de rentas (diferente a la declaración de la Renta) para que la Administración pueda comprobar si sus rentas están por debajo del máximo permitido para poder cobrar la ayuda.

Para ser perceptor del subsidio los ingresos mensuales que recibe la persona beneficiaria no pueden superar el 75% de la cantidad que esté fijada como Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Cobrar el subsidio para mayores de 52 años y trabajar a la vez

Los perceptores de este subsidio pueden compatibilizar su cobro con un trabajo por cuenta ajena a jornada completa o parcial.

Si la jornada es parcial, es posible detener el cobro del subsidio y luego reanudarlo con las mismas condiciones cuando haya finalizado el contrato.

La otra opción es seguir cobrando el subsidio, pero reducir su importe en la parte proporcional a las horas trabajadas. Si el trabajo es de media jornada, se puede seguir percibiendo el 50% del subsidio.

Si se compatibiliza el trabajo y el cobro del subsidio, es importante asegurarse de que los ingresos mensuales no superen el tope del 75% del SMI. Si se supera esta cantidad, el cobro de la prestación queda suspendido en su totalidad, aunque se podrá retomar en el futuro si las circunstancias cambian.

Si el contrato es a jornada completa y es indefinido o temporal de más de tres meses de duración, el trabajador puede compatibilizar el cobro de su salario con el cobro del subsidio, pero reduciendo su importe a la mitad. Aunque hay casos en los que esto no es posible, por ejemplo, si la empresa contratante tiene autorizado un Expediente de Regulación de Empleo o si el contrato está subvencionado por el SEPE al amparo del Programa de Fomento del Empleo Agrario.

Pérdida del subsidio por incumplir una de las obligaciones más importantes

Los beneficiarios pueden llegar a perder el subsidio si encuentran un trabajo que no sea compatible con el cobro de esta prestación, o si sus ingresos mensuales superan el límite establecido para poder percibirlo.

Además, se pierde el subsidio si el perceptor incumple su obligación de búsqueda activa de empleo, que es la más importante que contrae con el SEPE cuando accede a esta ayuda económica.

Rechazar una oferta de empleo adecuada, o un curso de formación, sin que exista una causa justificada para ello, puede acarrear la retirada del subsidio.

Si esto ocurre una vez, se suspende el cobro durante tres meses. Si la situación se repite de nuevo, la pérdida se extiende a seis meses. En caso de que vuelva a ocurrir por tercera vez, se suspende el cobro del subsidio de manera definitiva.

Junto a las anteriores, también son causas de pérdida del subsidio el no presentar la declaración anual de rentas, no renovar la demanda de empleo cada 90 días, o estar trabajando fuera de España.

Quienes perciben el subsidio para mayores de 52 años pueden viajar al extranjero, pero si su ausencia del territorio nacional durará entre 15 y 90 días, deben comunicarlo al SEPE. El cobro de la prestación es compatible en algunos casos con la estancia en el extranjero si se está buscando trabajo o se está realizando una formación. Pero fuera de esos supuestos se puede cancelar su abono si se pasan más de 90 días fuera.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -