lunes, mayo 20, 2024
- Publicidad -

El gasto en la cesta de la compra aumentó casi un 17% en abril

No te pierdas...

Los precios de los productos básicos empiezan a dar un respiro, tal y como lo demuestra el hecho de que la inflación suma ya varios meses de moderación y está llegando a cifras que no se veían desde el verano de 2021.

A pesar de ello, el precio de los alimentos continúa siendo más elevado de lo habitual. La subida se ha ralentizado, pero todavía no hay signos de que los precios vayan a empezar a bajar.

Según NielsenIQ, los españoles gastaron en hacer la compra el pasado mes de abril, un 16,7% que en abril de 2022.

Subida de la demanda

La inflación ha provocado un descenso en la capacidad de ahorro de las familias españolas, y muchas de ellas han tenido que reducir su consumo.

Después de varios meses de descenso en la demanda, en abril esta experimentó un repunte del 7%, cuando en marzo se había contraído un 5%.

El precio de los alimentos se contuvo durante abril. En marzo se habían registrado incrementos de un 15,2% y en abril la subida se quedó en un 9,1%.

La alimentación lidera la demanda

Por categorías, los productos relacionados con la alimentación son los que más demanda tuvieron en abril. Sus ventas estuvieron un 8,7% por encima de las registradas en el mismo mes de 2022.

En promedio, el gasto en alimentación creció un 10,3% en comparación interanual.

Abril también fue un buen mes para las bebidas. Los españoles compraron este producto un 16,5% más que hace un año, y su precio se incrementó un 7,2%.

El segmento de la droguería y la perfumería también ha cosechado datos al alza, con un incremento en las ventas del 13,3% y una subida de precio del 8%.

Para NielsenIQ, la repentina subida en el consumo durante el mes de abril, cuando llevaba semanas bajando, se debe a las vacaciones de Semana Santa y al cambio de hábitos producido por las semanas de altas temperaturas que se vivieron durante ese mes.

Azúcar: a la cabeza en subida de precios

Tal y como se desprende del estudio llevado a cabo por NielsenIQ, el azúcar es uno de los productos que más ha visto dispararse su precio. En comparación interanual, el precio por kilo fue en abril de 2023 un 36,8% más elevado que en el mismo mes del año pasado.

El azúcar no había sido nunca tan cara en España como lo es ahora. Su encarecimiento se debe a que el conflicto entre Rusia y Ucrania, y la crisis energética que se ha derivado del mismo, hace subir los costes de fabricación, y esto afecta también a los agricultores. Además, en los últimos años las cosechas de azúcar han sido de menor envergadura, factor que también ha contribuido a la subida de su precio.

En 2021 un kilo de azúcar costaba de media 0,70 euros, en 2022 se disparó hasta 1,30 euros el kilo, y en 2023 cuesta casi el doble.

El encarecimiento del azúcar impulsa la demanda de los edulcorantes, provocando que su precio también suba.

830 euros más al año en alimentación

Responsables de NielsenIQ han manifestado que la contención de los precios empieza a ser evidente, como demuestra su menor ritmo de crecimiento durante el mes de abril. A pesar de ello, la tendencia en los hogares españoles continúa siendo el ahorro.

2022 y 2023 van a pasar a la historia como las fechas en las que llenar la cesta de la compra fue más caro para los españoles. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los cálculos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en 2022 cada hogar tuvo que asumir un sobrecoste de 830 euros solo en productos de alimentación.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -