domingo, marzo 3, 2024
- Publicidad -

Destruir los textiles no vendidos estará prohibido en la UE

No te pierdas...

El Consejo de Europa está trabajando en la que será la futura normativa sobre ecodiseño. El objetivo es establecer unas directrices de obligado cumplimiento en todo el territorio de la Unión Europea, que se adapten a las nuevas necesidades de sosteniblidad.

El diseño ecológico está regulado actualmente a través de la Directiva 2009/2015, norma que está siendo sometida a revisión. Su futura actualización establecerá nuevos requisitos en materia de sostenibilidad, regulando de manera detallada cuestiones como la durabilidad mínima que han de tener los productos, las condiciones de reutilización, la reparabilidad, el reciclaje, etc.

La nueva regulación afectará de manera directa a los textiles nuevos que las empresas no hayan conseguido vender. Una vez que entre en vigor, las prendas, el calzado, y los textiles que no se hayan podido vender, no se podrán destruir. Los fabricantes estarán obligados a darles un nuevo uso.

Las pequeñas empresas estarán exentas de esta obligación, mientras que las medianas dispondrán de un plazo de cuatro años para adaptarse.

Una medida para mejorar la sostenibilidad

Según el comunicado hecho público por el Consejo de la Unión Europea, la prohibición busca reducir el impacto medioambiental que provocan la ropa y los complementos que, después de ser fabricados, nunca llegan a venderse.

Estos artículos han sido fabricados y transportados, lo que deja una gran huella de carbono. Si los productos no se venden y se procede directamente a su destrucción, toda la producción de contaminación asociada al proceso de fabricación y de puesta a disposición de los consumidores no habrá servido para nada.

Los 27 países que conforman la Unión Europea han estado de acuerdo en que debe prohibirse la destrucción de textiles nuevos que no se hayan vendido. Ahora, el Consejo y el Parlamento Europeo tendrán que consensuar la regulación del ecodiseño en esta materia y en otras.

España se ha adelantado a la UE

En España, desde el pasado año está en vigor la Ley de Residuos y Suelos, que se refiere de forma específica a las empresas que intervienen en el sector textil.

La norma prohíbe a los fabricantes de prendas textiles destruir los tejidos sobrantes, e impone la obligación de reutilizarlos.

La Ley de Residuos especifica que los residuos textiles deben destinarse en primer lugar a canales que promuevan su reutilización, como la donación. Si esto no es posible, los textiles se destinan a la preparación para su reutilización.

Por otro lado, las fabricantes de textiles son responsables de los residuos generados una vez que sus productos han abandonado las tiendas y deben gestionarlos de manera adecuada.

La norma establece que las empresas del sector deben contar con un sistema de recogida de residuos textiles antes de 2025. Los grandes grupos del sector textil, como Inditex y Mango, se han adelantado a la fecha límite y han creado la Asociación para la Gestión del Residuo Textil.

Lo que se pretende con esto es que los materiales empleados en textiles que han sido desechados puedan convertirse en materias primas para confeccionar otras prendas.

Esta obligación acaba con la práctica de mandar los textiles no vendidos a los vertederos o a incinerar, lo que contribuye a rebajar el nivel de emisiones contaminantes asociadas al sector de la moda.

Un sector altamente contaminante

La industria textil es la segunda más contaminante de todo el planeta. La producción de los tejidos que luego se utilizarán para confeccionar prendas es responsable de la contaminación del 20% del agua potable del planeta.

Además, las empresas de este sector generan hasta un 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Precisamente por ello, el objetivo de la Unión Europea es fomentar la economía circular y darle una nueva vida a materiales que todavía pueden ser útiles.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -