domingo, febrero 25, 2024
- Publicidad -

Los tipos de interés podrían tocar techo en verano

No te pierdas...

La reciente subida de los tipos de interés anunciada por el Banco Central Europeo (BCE)  ha revolucionado de nuevo el sector económico, perjudicando especialmente a los consumidores y a las empresas que tienen préstamos referenciados a un tipo de interés variable.

El precio del dinero en la zona euro está ya a su nivel más alto desde finales de 2008, y seguirá aumentando, tal y como ha manifestado el Consejo de Gobierno del BCE en su última comparecencia.

Los expertos creen que los tipos de interés tocarán techo a lo largo del próximo verano, pero que habrá que esperar hasta 2024 para que empiecen a bajar.

Un fenómeno económico de dimensiones globales

La subida de los tipos de interés tiene un impacto directo en la economía a nivel mundial. Afecta a las personas o empresas que tienen préstamos, pero también a quienes han invertido en productos financieros.

Los tipos de interés se ha mantuvieron en mínimos históricos durante años tras la crisis de 2008. Sin embargo, desde 2022 se ha producido un aumento gradual de los mismos. Causado, entre otras razones, por la crisis económica y de suministros derivada de la pandemia de Covid-19, y por el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Después de dos años de parón económico a nivel mundial a consecuencia de las medidas de confinamiento adoptadas para frenar el avance de la epidemia, 2022 fue el año de la recuperación. La economía volvió a crecer y, al incrementarse la demanda y no haber suficiente oferta, esto produjo una subida de la inflación.

La subida del Índice de Precios al Consumo (IPC) ha sido tan alta, especialmente en Europa, que el BCE ha tomado medidas en forma de subida de los tipos de interés, con el objetivo de garantizar así la estabilidad de los mercados financieros

La subida de los tipos de interés afecta a las personas y empresas que tienen préstamos a interés variable, ya que el coste de sus deudas aumenta cada vez más. Esto puede generar dificultades a la hora de hacer frente a las cuotas de los préstamos, especialmente en un momento en el que la economía aún está recuperándose y muchas personas y empresas siguen afectadas por la crisis derivada de la Covid-19.

Por otro lado, la subida de los tipos de interés también afecta a los inversores. Los que están dispuestos a asumir menos riesgo centran su interés en productos financieros con rentabilidad fija, como los depósitos o los bonos. Tanto es así, que el Tesoro Público ha tenido que reforzar sus canales de atención al público para poder hacer frente a la gran demanda de compra de bonos y letras del Tesoro por parte de los inversores minoristas.

En el lado contrario están aquellos inversores que están dispuestos a asumir un mayor riesgo a cambio de mayor rentabilidad. Estos están poniendo su foco de interés en alternativas como acciones o fondos de inversión, lo que aumenta la volatilidad en los mercados financieros. 

Próximas subidas de los tipos de interés

Tras la subida de febrero, los tipos de interés en la zona euro se sitúan ya en un 3%. A pesar de que la escalada de precios se está moderando en Europa, el BCE insiste en endurecer su política monetaria.

El organismo ya ha anunciado que tiene intención de volver a subir los tipos de interés el próximo mes de marzo otro medio punto, y confirma que es posible que las alzas no se queden ahí. 

Al otro lado del Atlántico, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) ha escogido la senda contraria al BCE y ha optado por suavizar el ritmo de subida de los tipos de interés. Su última subida ha sido de 25 puntos básicos.  La FED considera que la moderación que han experimentado los precios en los últimos meses justifica una subida de los tipos de interés algo más ligera en comparación con la aplicada durante 2022.

En Europa, se prevé que los tipos lleguen al 3,25% o 3,5% en verano, a fin de intentar que la inflación se modere y llegue a una tasa del 2% a medio plazo. 

¿Qué pasará a partir del verano de 2023?

Especialistas como los analistas de Banca March están convencidos de que los tipos de interés llegarán a su techo en verano, y que el BCE mantendrá su estrategia de normalización monetaria durante todo lo que queda de año, siguiendo así los pasos que parece que también dará la FED en Estados Unidos.

Las bajadas no llegarán hasta 2024, a media que la situación vaya normalizándose, algo de lo que ya se han dado algunas muestras: los precios de los fletes procedentes de China ya están de nuevo en los niveles prepandemia, lo que supone una importante bajada de los costes para las empresas importadoras. Además, el invierno suave que se está viviendo en Europa ha permitido mantener las reservas de gas, reduciendo así la crisis energética y su impacto sobre el IPC.

La bajada de la inflación en la eurozona no alcanzará su objetivo hasta 2024

La moderación y posterior bajada de los tipos de interés depende en gran medida de que la inflación vuelva a niveles equilibrados. 

A pesar de que ya se nota algo de alivio en la presión sobre los precios a nivel mundial, es previsible que la inflación en la zona euro se mantenga por encima del 2% (objetivo del BCE) durante unos meses más, debido al efecto de la inflación subyacente.

Los precios suman ya unos meses consecutivos de descensos. A comienzos de año la inflación en la zona euro estaba en un 8,5%, pero la inflación subyacente se mantiene sin cambios en un 5,2%, y sigue presionando la economía.

Las previsiones hablan de que la inflación europea podría cerrar el año en torno al 5,9%, y no llegaría a estar por debajo del 2% hasta la primavera de 2024. La inflación subyacente todavía persistirá un poco más, y no se situará en niveles cercanos al 2% hasta finales de 2024.

El BCE confía en que mantener los tipos de interés altos reducirá la inflación al empujar la demanda hacia abajo, pero todo parece indicar que esto tardará unos meses en convertirse en realidad.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -