jueves, julio 18, 2024
- Publicidad -

Lamine lanza a España hacia Berlín

El zapatazo del jugador español marcó la remontada de La Roja ante Francia, a la que después sonrío la fortuna en el gol de Dani Olmo

No te pierdas...

España se convierte en la primera finalista de la Eurocopa 2024. Y lo ha hecho sobreponiéndose al susto tempranero con el gol de Kolo Muani. Pero, como ante Georgia, La Roja supo reponerse y alcanza así la final en esta competición 12 años después de la última y en la que, precisamente, fue campeón.

Luis de la Fuente se veía obligado a hacer tres cambios en la alineación por las bajas de Pedri, Le Normand y Carvajal. El resto, igual que ante Alemania. La Selección Española arrancaba el partido acercándose al área contraria y la más clara la tenía Fabián a los cinco minutos con un cabezazo que se marchaba por encima del larguero. Sin embargo, era Kolo Muani en el 9′ de partido el que sí estaba acertado de cara a portería, y de forma muy cómoda, para adelantar al conjunto galo. Un jarro de agua fría para los españoles. La situación cambiaba y Francia se replegaba.

Y fue necesario un zapatazo de Lamine Yamal para volver a poner las tablas en el marcador. A 25 metros de la portería y por la escuadra, imposible para Maignan. El jugador más joven en marcar en una semifinal de Eurocopa. La ilusión española volvió en forma de jugadas de ataque para darle la vuelta al resultado. Tres minutos después, la fortuna sonrió a La Roja y tras un disparo de Dani Olmo, Koundé toco la pelota ligeramente y la metió en su propia portería. Una remontada en cinco minutos que demuestra el carácter que tiene esta selección. España siguió cosechando opciones de un tercer gol y los de Deschamps también hacían lo suyo, especialmente a través de Dembelé y Mbappé. Ninguno de los dos conjuntos movió el marcador antes del descanso.

Tocaba aguantar la ventaja durante toda la segunda mitad y así lo hizo ver España. El banquillo francés se movió para poner toda la artillería posible con Griezmann, Camavinga y Barcola. Por el lado español, Jesús Navas salió aquejado de molestias por un Vivian al que le tocó ponerse de central y a Nacho enfundarse en el lateral derecho. Pese a la insistencia de la Selección Francesa, España lanzaba un ejercicio de resistencia y de saber sufrir.

El árbitro alargó la agonía española con cinco minutos más de tiempo añadido, pero nadie ha sido capaz de arrebatarles el sueño. La Roja está a 90 minutos de la cuarta. Mañana a las 21:00 conoceremos nuestro próximo y último rival: Países Bajos o Inglaterra. El domingo, el Estadio Olímpico de Berlín será el escenario donde España puede tocar el cielo con los dedos.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -