Martes 16.10.2018
Cuesta 105 millones de euros

Un dron espía estadounidense cayó en junio cerca de la base de Rota

Un dron de vigilancia estadounidense cayó en aguas del Golfo de Cádiz el pasado junio, en un accidente que está siendo investigado por las autoridades norteamericanas. Mide 13 metros de longitud y llega a pesar cargado más de 10.000 kilos

El dron espía
El dron espía

El dron 'RQ-4 Global Hawk' accidentado pertenece al 348 escuadrón de reconocimiento, asignado a la Base Aérea Grand Forks de Dakota ( EE. UU.), y tras su caída fue recuperado y trasladado a la Base Naval de Rota.

La información la publica hoy El US Naval Institute, que a su vez recoge la confirmación del accidente por parte del portavoz del European Command (EUCOM).

El dron cayó sobre las 11:00 horas del pasado 26 de junio cerca de la base de Rota, de uso conjunto hispanonorteamericano.

Efectivos de la armada y de la fuerza aérea estadounidense fueron "rápidamente" a recuperar el 'Global Hawk', que fue conducido posteriormente a la base de Rota con daños visibles en la cubierta y en la parte posterior.

Las causas del accidente están bajo investigación.

Este es el segundo accidente del año en el que la Fuerza Aérea estadounidense pierde un 'Global Hawk', una nave de unos 15 metros de longitud y casi 40 metros entre los extremos de cada ala. Cuesta unos 105 millones de euros, según recoge la publicación del US Naval Institute.

Anteriormente, otro dron se estrelló sobre Afganistán en 2012.

Los 'Global Hawk' están diseñados para volar a altitudes de 18.000 metros durante casi 25.000 kilómetros y son de las naves más grandes de vigilancia que utiliza Estados Unidos.