Martes 14.08.2018

Las grandes ventajas de los puffs

El estrés es un fenómeno común en el estilo de vida de hoy en día, pero ese estrés es manejable en un entorno adecuado. Uno de los mejores métodos para aliviar las tensiones es equilibrar tu cuerpo en un puff.

Ejercicios para aliviar el estrés, como la meditación, se pueden practicar perfectamente en un Puff en cualquier momento del día. Este tipo de silla es la menos costosa que puedes encontrar en el mercado y no ocupa mucho espacio como otros tipos de muebles para el hogar.

Beneficios para la salud

Muchos problemas de salud se pueden prevenir mediante el uso de muebles diseñados ergonómicamente que ofrecen las posturas de asiento correctas.

Si usas el portátil o te quedas en un lugar estudiando durante un largo período de tiempo, es probable que termines con dolores de espalda, dolores en las articulaciones y dolores de cabeza, pero con el uso de un puff, la forma y el tamaño de tu cuerpo se ajustará automáticamente cuando la silla se ajuste.

El puff promueve una relajación ideal que elimina la tensión mental, la depresión, la ansiedad y el estrés. Esta silla ayuda a minimizar los riesgos de desarrollar lesiones en la espalda.

Bajo coste de mantenimiento

Mientras que los muebles tradicionales pueden requerir que los reemplaces en algunos años, un puff de buena calidad puede durar toda la vida. Este tipo de sillón no requiere montaje y se puede mover fácilmente de un lugar a otro. Un puff de buena calidad costará una fracción del precio que una butaca, sofá o silla; por lo tanto, puede ser una inversión inteligente.

Es respetuoso con el medio ambiente

Millones de árboles se talan a diario para fabricar los muebles para el hogar convencionales, pero un puff se elabora sin el uso de árboles, por lo que es un artículo ecológico ideal.

Los puffs de buena calidad se rellenan con espuma triturada, a diferencia de la fabricación de sillas convencionales que proviene de técnicas de deforestación que causan una grave contaminación ambiental y contribuyen enormemente al calentamiento global. Comprar una silla respetuosa con el medio ambiente significa que estás aportando a un futuro más verde.

Consejos para decorar tu casa con puffs

Uno de los principales aspectos que debes tener en cuenta antes de decorar tu casa con puffs, es considerar el tamaño de las habitaciones donde ubicarás estos muebles. No coloques un puff demasiado grande como para que bloquee por completo el paso a las personas.

Existen una gran variedad de puffs en el mercado, con distintos diseños y texturas. Por ejemplo, un puff de pana queda perfecto en la habitación de los niños, mientras que un puff de microsuede se adapta a una sala de estar.

No te conformes con el clásico puff redondo. Aprovecha las diferentes formas de estas sillas para colocarlas en las distintas áreas de la casa. En la habitación podrías añadir unas cuantas otomanas y un puff cuadrado quedará de maravilla en la biblioteca. También es recomendable una selección de puffs de diferentes colores para no crear un clima monótono.

Un asiento ideal para todos

El puff es ideal para todo tipo de personas, independientemente de la edad y tamaño. Este curioso sillón también es adecuado tanto para el hogar como para darse un break en la oficina.

El puff está disponible en variedades de tamaños, diseños y colores. Es una silla multifuncional porque puede actuar como un lugar de relajación y también los podemos tener en el lugar de trabajo. Los puffs se pueden personalizar para oficinas con el logotipo de la organización, y también para hogares con los nombres de miembros de la familia o las imágenes favoritas de cada uno.

Como ves, existen muchas razones para adquirir un puff de buena calidad. Lo puedes ubicar en cualquier parte de tu casa, ya sea en la habitación o en la sala. Son sillas ideales para recibir a los amigos y disfrutar de un tiempo de total relajación.

Si tienes que trabajar en el portátil, los puffs también son perfectos. Ofrecen un soporte ideal para pasar varias horas sentado en la misma posición. No sentirás ese cansancio o molestias que sufres en una silla corriente.

El puff es amado por todos los miembros de la familia, desde los pequeños de la casa hasta los adultos.