sábado, junio 15, 2024
- Publicidad -

Cae una red criminal que suplantaba identidades en los exámenes para obtener la nacionalidad española

Los organizadores cobraban entre 400 y 800 euros para presentarse a las pruebas en lugar de los verdaderos aspirantes, aprovechando su parecido físico

No te pierdas...

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una organización delictiva especializada en la suplantación de identidades durante los exámenes requeridos para obtener la nacionalidad española. La operación ha culminado con la detención de 11 personas, diez hombres y una mujer, con edades comprendidas entre los 25 y los 40 años, de origen nigeriano y guineano. Los arrestos se llevaron a cabo en Valencia, Madrid, Islas Baleares y Murcia, por su implicación en delitos de falsedad documental y usurpación de identidad de los aspirantes a las pruebas de dominio de la lengua española (DELE) y de conocimientos culturales (CCSE) establecidas por el Instituto Cervantes.

41 detenidos por suplantación y falsedad para lograr la nacionalidad española

La investigación, que se inició hace aproximadamente un año, surgió a raíz de sospechas de suplantaciones de identidad y falsificaciones de documentos durante las pruebas organizadas por el Instituto Cervantes. Los agentes de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Valencia detectaron indicios de irregularidades tras la detención de un individuo de origen nigeriano, sospechoso de haber suplantado la identidad de otro compatriota durante la prueba de conocimiento de la lengua española.

Las pesquisas revelaron la existencia de una sofisticada red delictiva que contactaba con personas con similitudes físicas a los aspirantes reales, principalmente de Nigeria, Guinea Ecuatorial y Ghana. Estos individuos eran luego suplantados durante los exámenes para obtener la nacionalidad española. En algunos casos, los propios organizadores de la red usurpaban las identidades, utilizando documentación falsa o la de los propios aspirantes, para presentarse en los exámenes en su lugar.

La organización criminal cobraba entre 400 y 800 euros por cada examen suplantado, habiéndose constatado al menos diez casos de usurpación de identidad. Como resultado de las investigaciones, se realizaron registros en la provincia de Valencia, donde incautaron dispositivos móviles, pasaportes falsificados y permisos de residencia fraudulentos.

En total, se han efectuado 11 detenciones, siete de ellas en Valencia, dos en Madrid, una en Murcia y otra en las Islas Baleares. Cuatro de los detenidos también enfrentan cargos por pertenencia a grupo criminal. Todos los implicados fueron puestos a disposición judicial tras las diligencias policiales correspondientes. Esta operación representa un importante golpe contra la falsificación de identidades en los procesos de obtención de la nacionalidad española, asegurando la integridad y legitimidad de estos trámites.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -