domingo, noviembre 27, 2022

Doce detenidos por la trata de personas con fines de explotación laboral

Guadalajara, 23 sep (EFE).- La Guardia Civil ha detenido a doce personas de nacionalidad vietnamita, de entre 25 y 48 años, pertenecientes a una organización dedicada a la trata de personas con fines de explotación laboral en una operación desarrollada en las provincias de Toledo, Madrid, Segovia y Guadalajara.

En la operación, denominada ‘Yantai’, se han liberado a seis personas que estaban siendo explotadas laboralmente, y a los detenidos se les imputan delitos contra la trata de seres humanos, la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental, ha informado la Dirección General de la Guardia Civil.

Se han efectuado siete entradas y registros en naves y domicilios ubicados en las localidades madrileñas de Camarma de Esteruelas, las toledanas de Santa Cruz de la Zarza y Recas, y las guadalajareñas de Sigüenza, Torrejón del Rey y Azuqueca de Henares, en las que se han intervenido 7.500 plantas de marihuana, dinero en metálico y numerosos efectos empleados en labores de su cultivo como paneles de pladur, abonos, fertilizantes, material eléctrico, sistema de extracción y anti olor y filtros de carbono.

La investigación se inició tras conocer que unos ciudadanos de origen asiático habían alquilado, en extrañas circunstancias, una nave industrial en el polígono ‘Los Llanillos’, de Sigüenza (Guadalajara), sobre la que los agentes iniciaron un operativo y pudieron constatar que estaba siendo utilizada para cultivar y procesar plantas de marihuana.

La organización empleaba a compatriotas que eran desprovistos de su documentación al objeto de impedir su libre circulación y obligarlos a trabajar sin descanso, y en los registros, precisamente, se encontraron dormitorios habilitados en los lugares de trabajo que carecían de adecuadas condiciones de vida e higiene.

Una vez procesada la marihuana, los integrantes utilizaban un vehículo para el transporte de la droga en distintas naves industriales y domicilios ubicados Castilla-La Mancha, Castilla y León y Comunidad de Madrid.

Las investigaciones han permitido acreditar la existencia de una organización delictiva organizada y estructurada que se dedicaba al cultivo de grandes plantaciones de marihuana y a la trata de seres humanos para su explotación que albergaban pretensiones de extender el negocio ilícito a otras zonas del país.

La organización era gobernada por un líder de origen vietnamita que situaba en sus escalones más altos a personas de su confianza y en los más bajos a compatriotas que eran desprovistos de su documentación con el fin de impedirles el contacto con el exterior.

Desde la Guardia Civil se ha destacado la importancia de la cooperación internacional, que «constituye un factor clave en el éxito de estas actuaciones» debido a la transnacionalidad de los grupos organizados que «captan, trasladan y explotan a sus víctimas» en diferentes países tanto de estados miembros de la Unión Europea (UE) como de terceros países.

El comunicado ha concluido que la operación ha sido desarrollada por efectivos de las comandancias de Guadalajara, Toledo, Segovia y Madrid. EFE

1011336

Estrella Digital

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias