sábado, diciembre 3, 2022

Constituido el jurado popular para juzgar el asesinato del concejal Ardines

Los acusados son Pedro N.A., supuesto inductor del crimen; Maamar K. y Djilali B., acusados de ejecutar el crimen por dinero, y Jesús M., al que se le atribuye un papel de intermediación.

Javier Ardines, que compatibilizaba la política con su faceta como patrón de barco, fue asesinado el 16 de agosto de 2018 cuando se dirigía al puerto de Llanes y fue sorprendido, según las acusaciones, por los dos sicarios que habían aceptado el encargo de matarle, a cambio de 25.000 euros para cada uno, en un camino rural de Belmonte de Pría (Llanes).

Un encargo que presuntamente habían recibido a través de Jesús M., a quien Pedro N.A., residente en Amorebieta (Vizcaya), le había confiado que quería matar al concejal por la relación que este mantenía desde hacía 30 años con su esposa.

Una vez conformado el jurado, el abogado de la acusación particular ha eludido responder a cualquier pregunta relacionada con la causa, al contrario que las defensas, que han ratificado que solicitarán la libre absolución de los acusados.

Fernando Barutell, defensor del presunto sicario Maamar K., ha asegurado que tanto él como su defendido están “ansiosos” por el inicio del juicio para poder dar las contestaciones oportunas que respalden la inocencia del acusado y conocer las pruebas que presenten las acusaciones que serán “las que tienen que probar su culpabilidad”.

El letrado ha indicado que no hay “ni el más mínimo indicio probatorio con peso” que justifique los 25 años de cárcel a los que se enfrenta su defendido y esa seguridad de que su cliente es “inocente” hace que ambos lleguen “muy cómodos y tranquilos” a las 18 sesiones de la vista oral que están previstas en la Sección Segunda de la Audiencia.

A juicio de la defensa, Maamar K. no teme especialmente que su compatriota, el presunto sicario Djilali B., le vuelva a incriminar como hizo inicialmente ya que, según ha explicado, este acusado “ahora niega categóricamente los hechos y dice que le coaccionó la Guardia Civil”, y un día dice una cosa y al siguiente “lo contrario”.

El abogado Javier B., que defiende a Pedro N.A., supuesto inductor del asesinato al encargar presuntamente la muerte de Ardines ante sus sospechas de que el edil mantenía una relación extraconyugal con su esposa, ha explicado que también acudirán a la vista “tranquilos”. EFE

 

A.M.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias