jueves, diciembre 8, 2022

Grapas, bultos de piel y esparadrapo para la nueva cara de Matamoros

Es imposible descifrar cómo, después de tener el ejemplo tan cercano de su compañera Belén Esteban, Kiko Matamoros ha llegado a abusar hasta el extremo de las operaciones estéticas.

El colaborador de 'Sálvame' aparecía esta semana con la cara totalmente deformada en el plató de Telecinco, producto de su reciente paso por el quirófano. Esta es la novena vez que el 'showman' recurre a las artes del bisturí, con un 'lifting' de cuello y cara que, más que rejuvenecer, ha ayudado a que el que fuera representante de la fallecida Carmina Ordóñez se asemeje más a un personaje de terror que al humano que genéticamente es. 

Los bultos de carne y piel se sucedían entre grapas, esparadrapos y productos varios que producían un escalofriante resultado. Aunque más deshinchado que en 'Sálvame Deluxe' (donde participó el pasado viernes), Matamoros se personó en la tarde de ayer ante una Paz Padilla 'ojiplática', que no pudo más que mostrar al colaborador una evolución de sus diferentes 'caras' (comprendidas entre los años 2011 y 2015) para que el afectado las fuera describiendo. 

Sin Título

Reducción de párpados, de orejas, de bolsas de los ojos, de nariz, elevación de la comisura de los labios, lifting de cuello y de cara (también las arrugas de la frente) y liposucción de espalda y flancos. Enumeradas una a una, estas son todas las operaciones a las que se ha sometido en cuatro años. Los resultados han sido cuestionados por los telespectadores, que han incendiado Twitter con 'memes'  que comparaban al colaborador con monstruos como Voldemort o Frankenstein. Paz fue la encargada de mostrar el vídeo con un resumen de estos (un tanto crueles) montajes al propio Matamoros, que ha tenido que encajar las críticas de la mejor manera posible.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias