martes, abril 23, 2024
- Publicidad -

El Papa Francisco revela las intrigas del cónclave de 2005: ¿Una maniobra para bloquear a Ratzinger?

El pontífice explica que, aunque los cardenales juran no revelar lo que sucede en el cónclave, los papas tienen licencia para contarlo

No te pierdas...

En un relato sorprendente, el Papa Francisco ha revelado detalles intrigantes sobre el cónclave de 2005, tras el fallecimiento de Juan Pablo II, donde los cardenales usaron su nombre en una maniobra para bloquear la elección del entonces cardenal Joseph Ratzinger y negociar un tercer candidato.

En su libro «El sucesor», escrito en colaboración con Javier Martínez-Brocal, Francisco revela que durante el cónclave tenía cuarenta de los ciento quince votos en la Capilla Sixtina, suficientes para frenar la candidatura de Ratzinger. «Fue una maniobra en toda regla. La idea era bloquear la elección del cardenal Joseph Ratzinger. Me usaban a mí, pero detrás ya estaban pensando en proponer a otro cardenal», detalla el Papa.

El Papa Francisco publicará un libro de memorias en la primavera de 2024

El pontífice explica que, aunque los cardenales juran no revelar lo que sucede en el cónclave, los papas tienen licencia para contarlo. Sin embargo, deja claro que los votos que recibió no tenían la intención de que él saliera elegido como papa, sino que formaban parte de una estrategia para impedir el ascenso de Ratzinger. En ese momento, los cardenales estaban considerando a otro candidato, pero aún no habían llegado a un consenso sobre quién sería.

Francisco también revela que su candidato inicial en ese cónclave era precisamente Joseph Ratzinger, ya que consideraba que era el único que podía ser papa en ese momento de transición después de Juan Pablo II. Reconoce que un pontífice como él, conocido por su estilo dinámico y activo, habría sido demasiado disruptivo en ese momento.

Encuentro Histórico: El Papa Francisco se reúne en privado con el presidente Argentino, Javier Milei

Además, el Papa Francisco comenta que Benedicto XVI, una vez elegido, se enfrentó a una fuerte resistencia dentro del Vaticano. Interpretando esta elección como un mensaje del Espíritu Santo, considera que con la designación de Ratzinger se transmitía un claro mensaje de autoridad y falta de espacio para maniobras dentro de la Iglesia.

Estas revelaciones ofrecen una visión fascinante de los entresijos del cónclave de 2005 y arrojan luz sobre las complejas dinámicas políticas y religiosas que se vivieron en ese momento crucial para la Iglesia Católica.

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -