domingo, abril 14, 2024
- Publicidad -

El papel de la educación en el empoderamiento de las mujeres y niñas

La educación es una de las herramientas más importantes que existen para empoderar a las niñas y a las mujeres, además de acabar con los estereotipos y los roles de género.

No te pierdas...

Ángela Merino
Ángela Merino
Periodista y comunicadora. | [email protected]

La educación es una de las herramientas más potentes que existen en la sociedad para construir un mundo mucho más tolerante, justo e igualitario. Va mucho más allá de adquirir conocimientos o aprender habilidades, porque educar en valores y hacerlo con perspectiva de género es la única manera de avanzar.

Uno de los retos del sistema educativo actual es educar a los niños, niñas y adolescentes para que reconozcan la diversidad y crezcan sin roles ni estereotipos de género que han formado parte históricamente de un sistema patriarcal. Y otro de los retos es adoptar esa metodología en los planes de estudio para romper con los estereotipos y la discriminación desde el lenguaje y desde los contenidos curriculares.

Romper con los estereotipos de género desde la educación

Es necesario romper con el concepto de que hay campos reservados para un género en particular, enseñar a los más pequeños que pueden jugar con lo que quieran y vestirse con los colores que les apetezcan. Pero también es importante que las niñas crezcan con referentes y que los avances que durante años han conseguido las mujeres también se incluyan en los planes formativos. Las niñas necesitan verse reflejadas a sí mismas en todas las disciplinas para sentir que ellas también pueden conseguirlo.

También es importante fomentar un entorno educativo que promueva la igualldad de oportunidades. Desde ofrecer recursos para que todas las niñas puedan acceder a la educación hasta implementar políticas que combatan la discriminación de género en las aulas y promuevan un ambiente seguro para ellas. Pero empoderar a las niñas y a las mujeres a través de la educación va mucho más allá que simplemente garantizar el aceso a la enseñanza. También requiere cultivar las habilidades socioemocionales, como la confianza en sí mismas, la toma de decisiones y el liderazgo.

Y aunque sea importante empoderarlas a ellas, también es importante recordar que la igualdad de género es un esfuerzo colectivo que involucra a toda la sociedad. Estamos cansadas de escuchar cómo muchas familias ponen en el foco en cómo van vestidas sus hijas, la hora a la que vuelven a casa o si van acompañadas. Pero nadie lo hace en el problema real: hay que educarles a ellos en consentimiento, empatía e igualdad desde edades tempranas para que aprendan a respetar a las mujeres y sus decisiones.

¿Cómo cerrar la brecha de género en la educación?

La educación en igualdad, según recoge el documento ‘Buenas prácticas de educación en igualdad en Europa’ del Gobierno de España’, se define como «la propuesta metodológica de formación y educación de mujeres y hombres en las mismas condiciones y ofreciendo las mismas oportunidades a los grupos de ambos sexos». Es un concepto que se refiere a la eliminación de estereotipos sexistas y a luchar contra la discriminación hacia las mujeres y niñas en los centros de enseñanza.

En los últimos años, el Ministerio de Igualdad, a través del Instituto de la Mujer, ha puesto en marcha varios proyectos y actividades para llevar la igualdad a las aulas. El proyecto Plurales, por ejemplo, es una herramienta práctica que permite incorporar cambios en el modelo educativo para poner en marcha planches de igualdad en escuelas. El Programa Irene se encarga de informar, formar y prevenir a jóvenes y adolestes en la violencia sexual. Mientras que el Proyecto Realciona busca formar a los profesores en esta cuestión.

La UNESCO también puso en marcha una estrategia en 2019, que pretende abarcar hasta 2025, para transformar todo el sistema educativo en pro de la igualdad de género. Una de sus campañas más potentes es ‘Su educación, nuestro futuro’ que acelera los esfuerzos realizados en favor de la educación de las niñas y mujeres.

Una mirada amplia hacia la violencia machista: regulación española y recursos para las víctimas

Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

Últimas noticias

- Publicidad -