jueves, diciembre 1, 2022

¿Coche en propiedad o en renting? ¿Qué me conviene?

Lo que comenzó siendo una opción poco menos que marginal está empezando a convertirse en la tendencia mayoritaria frente al tradicional coche en propiedad.

Y este auge no es fruto de la casualidad, ya que el renting de vehículos es una opción a la que no se le pueden encontrar inconvenientes y en la que todo parecen ser ventajas.

Compra vs. renting

La primera ventaja ya se obtiene en el momento inicial, puesto que, mediante el renting, conducir un coche nuevo no supone una inversión inicial ni la obligación de pedir un crédito al banco.

Esto ocurre así porque el renting no es una adquisición formal, sino un tipo de alquiler que incluye un conjunto de servicios adicionales.

Por tanto, el conductor sólo tendrá que abonar una cuota mensual que es invariable desde el principio hasta el final del contrato.

Pagando esa cuota podrá disfrutar de su vehículo nuevo en un período que fluctúa entre los 2 y los 5 años, a elección propia.

Qué se incluye en la cuota del renting

Disponer de un vehículo en propiedad acarrea múltiples gastos adicionales, normalmente no previstos, que alteran nuestra economía: si no son los neumáticos son las pastillas de freno, la correa de la distribución o el embrague. Siempre ocurre algo que nos obliga a sacar la cartera, sin olvidarnos, por supuesto, del impuesto de circulación.

Con el renting podemos olvidarnos de todos esos desembolsos y planificar nuestro mes a mes con precisión, sin desviaciones presupuestarias inoportunas, ya que en la cuota mensual se incluyen los siguientes servicios:

  • Mantenimiento del coche
  • Seguro del vehículo y asistencia en viaje
  • Impuestos de matriculación y de circulación

En resumen, el renting es como un seguro adicional que evita que el coche nos provoque sobresaltos de índole económica.

Ventajas para el conductor

Ya hemos visto qué es el renting de coches y cuáles son sus principales características. A modo de resumen, repasemos los motivos que explican que cada vez más conductores renuncien a la adquisición de un vehículo en propiedad, en favor del renting:

  • Te llevas un coche nuevo sin poner dinero por adelantado
  • Solo tienes que preocuparte de echar gasolina, gasóleo o recargar tu vehículo
  • Los importes de las cuotas son invariables
  • Siempre estarás al volante de un coche nuevo o prácticamente nuevo

Expliquemos un poco más esta última ventaja: al término de tu contrato siempre tendrás la opción de escoger un modelo más moderno y también a estrenar, igualmente sin pagar de entrada ni un solo euro.

Este es un motivo de mucho peso para que la mayoría de los clientes de renting repitan la experiencia una y otra vez.

Vamos, el renting rápido y a tu medida

La firma española especialista en renting de coches tiene nombre propio y se llama Vamos.

Olvídate de los concesionarios limitados a una sola marca y elige tu vehículo en Vamos, de entre un sinfín de marcas y modelos.

Este es el procedimiento, paso a paso, para conducir un coche nuevo sin pagar entrada con Vamos:

  1. Siéntate en tu despacho o en el sillón de tu salita
  2. Entra en el portal web 100 % seguro de Vamos
  3. Escoge la marca y el modelo de tu nuevo coche
  4. Haz tu reserva online, sin necesidad de gestiones burocráticas
  5. Recibe el coche a la puerta de tu casa, sin coste adicional

Es comprensible que te parezca que este procedimiento no es real o que se trata de un truco comercial. En ese caso, puedes realizar la comprobación tú mismo con solo un par de ‘clics’:

¡Entra ya en la página web de Vamos y convéncete!

Pilar Moreno

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

Últimas Noticias